viernes, 20 de octubre de 2017

Visitando Cape Cross y Swakopmund, dos imprescindibles en Namibia


Leones marinos en Cape Cross Namibia

La colonia de leones marinos de Cape Cross al norte de Namibia es una de las mayores del Mundo y estando en Swakopmund es una buena excursión a tener en cuenta. Pero no solo son los leones, el trayecto en si mismo impacta bastante y además se puede aprovechar para combinar con la visita por el centro de Swakopmund. Aquí contamos todos los detalles de esta bonita etapa de dos lugares imprescindibles en Namibia.

Estábamos alojados en Walvis Bay y desde ahí pusimos rumbo para visitar Cape Cross, una reserva de leones marinos impresionante. 

A la vuelta nuestro nuevo alojamiento estaba en Swakopmund, un pueblo sorprendente, y que descoloca un poco luego cuento el motivo, pero que recomendamos dar un paseo, nosotros dimos una vuelta por la tarde y dedicamos la mañana siguiente para pasear por el centro.

Tanto Cape Cross cómo Swakopmund son imprescindibles en un roadtrip por Namibia, al menos seguro que por Swakopmund pasaréis sí o sí pues la ruta por carretera inevitablemente os llevará por aquí. Así que en esta entrada queremos dar algunos detalles y nuestras impresiones.


Carretera de Cape Cross hasta Swakopmund

Esta carretera es la que llaman carretera de sal. 

Se supone que el coche tiene menos agarre pero circulaba tan suave y tan bien que era muy cómodo.

Continuamos atravesando el Desierto del Namib, que se extiende a lo largo de la costa de Nambia, por tanto el paisaje es dunas y arena por todos lados.

De pronto sentimos que nos hemos quedado daltónicos pues no vemos nada de color, todo colores tierra hasta el cielo pues está cubierto con una niebla o bancos de arena. No hay Sol ni cielo azul.

El primer tramo estaba bastante transitado pues a lo largo de la costa hay cómo distintos muelles pesqueros y muchos chicos van en camionetas con sus cañas de pescar, pero a medida que avanzas por la carretera se vuelve a convertir en lo típico por Namibia, estar solo.

carretera de sal namibia

Cómo curiosidad esta carretera se va midiendo en millas y no en kilómetros.

Gran parte de ella se le conoce con el nombre de la Costa de los Esqueletos, aunque en realidad esa zona comienza un poco más arriba de Cape Cross pero en general ya se le conoce a toda la C34.

Más arriba de Cape Cross deja de estar asfaltada y vuelve los caminos de tierra, pero este tramo si que la recomendación es hacerlo únicamente por 4x4, sobre todo si te vas a adentrar en lo que sería la Costa de los Esqueletos en sí misma. Nosotros evidentemente con nuestro Toyota Corolla no lo hicimos.

Se llama costa de los Esqueletos por la gran cantidad de barcos hundidos que hay en la costa. Esto es debido a la corriente fría de Benguela que crea mucho oleaje y mareas junto con los grandes bancos de niebla. Además una vez sales del mar te encuentras con el desierto, arena y poco más. 

Ahora esta zona es un Parque Nacional (el norte de Cape Cross), hay que pagar entrada, pero con unas reglas más estrictas sobre todo en los horarios pues no puedes entrar más tarde de las 15:00. Leímos mucha información sobre este tramo y hay opiniones de todo tipo y bastante opuestas. Gente que le encanta por ser un lugar inhóspito y otros terminan aburridos (además de las carreteras). Lo que si que es cierto es que en esta zona se han realizado estudios científicos sobre todo para analizar el comportamiento y la adaptación de animales a climas extremos. Por aquí estarían los elefantes del desierto. 


Barco hundido, el inicio de la costa de los esqueletos


barco hundido safari

En nuestro camino a la colonia de leones marinos una parada que se vuelve obligatoria - por digamos parar a ver algo - es ver el esqueleto de uno de esos barcos hundidos en la costa de Namibia.

No está señalizado así que hay que ir pendiente y mirando la costa. Nosotros lo vimos sin problema pues desde la carretera ya se ve el barco. Hay una desviación que te lleva a un parking justo en frente del barco (es gratis).

La verdad es que transmite melancolía - sobre todo por el día nublado y con bancos de niebla que tenemos - y es una parada en cierto modo curiosa.

El punto "negativo" por decirlo de alguna manera, es que justo al lado del parking había un grupo de personas sin techo, se acurrucaban entre ropas y ayudándose de las pequeñas dunas. Ahí se acercan a intentar venderte cosas y la verdad da mucha pena porque la aspecto que tenían es de llevar una vida muy dura. Cuando llegamos nosotros no había nadie más así que es inevitable que te vean, que se acerquen y que intenten vender algo.

Cape Cross, una de las reservas de leones marinos más grande del Mundo

Cape Cross es una reserva natural actualmente gestionada por el gobierno de Namibia y por tanto hay que pagar entrada. El precio es el mismo que en todos los parques del país (170 dólares namibios por dos personas más coche, esto es unos 11 euros).

La colonia en la época de cría es cuando cuenta con más ejemplares llegándose a contabilizar más de 100.000!! Esa época coincide más o menos por Diciembre. Nuestra visita era en Agosto por lo que íbamos pensando si habría o no focas por ahí. Y la sorpresa fue mayúscula!!!! que barbaridad!! nunca hemos estado en un sitio igual, se contarían por miles y miles (para muestra la foto del inicio de la entrada 😊). 

Además es que paseas muy cerca de ellas por que aunque hay puesto unas tablas de madera cerradas, los leones marinos ya se saben todos los trucos y pasan de un sitio a otro y están por todos lados incluso en el aparcamiento.

Habíamos leído que el olor es insoportable y lo comprobamos. Efectivamente es un olor muy feo, pero al cabo de unos minutos cómo que te empiezas hacer a él, además como estarás tan impresionado con lo que estás viendo el olor se te olvida. Pero sí, huele muy muy mal jejeje.


focas enamoradas

la sirenita en namibia

olas costa namibia

Había de todos los tamaños, bebes, mayores, algunas con heridas de luchas entre ellas, otras super "guapas". Eso sí, no os confiéis que cuentan con unos dientes de telita. 

Como imprudentes hay por todos lados, o bueno más bien se lo tenía merecido, había un chico que para hacer una foto casi le mete el palo de selfie en la boca a un león marino! me parece increíble ese comportamiento y debería estar multado. Por poco se come el móvil y se lo habría tenido bien merecido.


león marino

leones marinos




Venta de minerales


venta de minerales namibia

costa de los esqueletos


Cuando estábamos llegando a Cape Cross vimos que por la carretera había pequeñas mesitas con piedras de color rosa. A la vuelta decidimos parar.

Efectivamente era una venta de minerales muy bonitos, te ponía el precio de cada grupo y debías dejar el dinero en una caja. Era bastante baratos pero no cogimos ninguno pues no sabemos si podríamos tener algún problema tonto con las pasos fronterizos o con controles.

Toda esta zona dónde están los minerales es zona de minas y el paisaje es alucinante. Nos recordó un poco a Islandia por las tonalidades marrones y negras.


Un paseo por el centro de Swakopmund

Swakopmund es una ciudad que no esperas encontrar en África. 

En general las casas son cómo chalecitos con unas murallas de protección y el centro está formado por edificios coloniales de la época Alemana en Namibia. Son edificios con un aire art decó y pintados de colores pastel.

Todavía hay muchísimos alemanes en esta zona, muchos tienen negocios aquí, incluso muchos dedicados al turismo.

El centro de Swakopmund cuenta con unas cuantas calles comerciales, hay hasta una especie de mini centro comercial abierto con casitas que desde luego piensas que estás en Europa. 

Cómo puntos turísticos destacaríamos el Faro, es muy bonito pintado de rojo y blanco. Esta situado en pleno centro de la ciudad.

Recomendamos dar una vuelta por el centro para ver algunos bonitos edificios y pasar a alguna tienda. Lo que nos sorprendía es que no había prácticamente nadie por las calles (al menos blancos) pero si que se puede pasear tranquilo. Alguna que otra persona se nos acercaba para vendernos algo pero nada de insistencia.


calle de swakopmund

compras swakopmund

faro swakopmund

Nosotros continuamos hacía el mar (o playa) y así pasamos por una zona de mercado de artesanía. En mantas tenían expuesto muchísimos vendedores artesanía de madera, principalmente animales, y parecía que eran de distintos grupos étnicos. El mercado de artesanía es bonito y un lugar que se deja ver.

Ahí vimos por primera vez a las mujeres Himba. Los Himba es una etnia muy antigua de Namibia y seminómada. Se caracterizan por llevar el cuerpo cubierto cómo de arcilla y las mujeres suelen llevar el pecho descubierto. En el pelo también se ponen esa arcilla y se hacen como rastas.

Los Himba se han convertido en una atracción turística en Nambia. Nosotros dudábamos sobre si dedicar unas horas o no a visitar un poblado cercano a Etosha. Pero lo que vimos aquí no nos gustó nada. No dejaban de llamarnos, de gritarnos para que nos acercáramos para comprar algo, incluso una mujer quería que cogiera en brazos a su hijo posiblemente para hacernos una foto y luego pagarle algo. 

Y luego la gota que colmó el vaso fue cuando llegamos a Etosha y han puesto un mini campamento justo en la entrada del Safari. Están ahí para vender su artesanía y tenían cosas muy muy bonitas, pero no me gustó el enfoque turístico que le daban ¿en la puerta del safari? justo cuando la gente va a fotografiar leones y elefantes, también fotografías Himba? 

Quizás más al norte de Nambia merezca la pena, pero desde luego por estos dos contactos decidimos que no visitaríamos el poblado cercano a Etosha porque lo vimos una "turistada" y nos parecía un "safari de personas" que posiblemente no se beneficien demasiado de ello. No estamos descubriendo una tribu ancestral jajajaja por mucho que lo vendan así.

Para poder ver la vida de estas personas hay que intentar hacerlo de verdad, es decir a un sitio remoto dónde realmente se pueda sentir y no sentir que es una atracción turística, en este viaje no teníamos días suficientes para hacer algo así y descartamos hacer la visita que teníamos planeada cerca de Etosha.

Perdón que me he líado con los Himba.

Volviendo a Swakopmund lo que hicimos desde el mercadillo de artesanía fue pasear por una avenida llena de palmeras y muy agradable. Por ese camino llegamos hasta la playa y a un muelle muy bonito llamado Jetty Bridge.


puerto swakopmund

En Swakopmund hay poco más que hacer, algún museo si que vimos pero no nos llamaron la atención. 

Nosotros cómo hicimos dos periodos de visitas (una tarde y una mañana). Por la mañana visitamos lo que he contado más arriba, lo que sería el centro, y por la tarde nos fuimos a un centro comercial llamado Platz Am Meer que lo que tenía bonito es que está pegado junto al mar y puedes pasear por un pequeño paseo marítimo muy moderno y por la playa.

Si estás más tiempo en Swakopmund o buscas algo más de emoción en vez de pasar el día tranquilo se puede dedicar a hacer algún tipo de deporte por las dunas. Hacen de todo, hasta incluso hay excursiones para ver serpientes y escorpiones.

Nosotros teníamos que poner rumbo al norte de Namibia para visitar Etosha así que nuestra visita al Desierto de Namib terminó aquí. Lo siguiente ya será Etosha ;-)

Durante este viaje estuvimos en otros destinos, si no te quieres perder nada aquí te dejamos todos los enlaces:



El Desierto de Namib en Sesriem o Sossusvlei



Un día en Windhoek





Publicar un comentario

Bienvenidos a Preparar Maletas, blog de viajes


¡Hola! si has llegado aquí seguro que te gusta viajar o estás preparando un viaje y quieres buscar ideas :-)
Aquí te contamos las rutas por el Mundo que hacemos por libre. El objetivo es ayudarte y darte todas las ideas y consejos necesarios para la organización de tu viaje. Por supuesto, cualquier duda estamos encantados de ayudarte y ahora toca ...
¡Preparar Maletas!

Síguenos en:

            

Rutas por España, provincias y alrededores

Viajes por el Mundo

Dublín es una ciudad perfecta para una escapada ¡No te la pierdas!

Si estás preparando un viaje por Europa, te proponemos : Siena

¿Tienes planes para el finde? ¿Qué tal una ruta por pueblos de Burgos?

El norte de España siempre es un acierto ¿te apetece Cantabria?