viernes, 31 de marzo de 2017

Los errores que todos cometemos cuando comenzamos a viajar



¿Qué diferente es aquel primer viaje que hiciste a cómo viajas actualmente verdad? Quizás tu vida ha cambiado pero también habrá cambiado tu forma de viajar y de organizar las vacaciones. Seguramente las prioridades son otras y también has ido aprendiendo. Y ahora, echando la vista atrás, te das cuentas de los errores que cometías al organizar un viaje ¿no te ocurre? a mi sí y por eso te quiero contar cuáles son esos errores qué cometía y que no se ajustaban a cómo quería viajar.

Hoy me apetecía hacer una entrada un poco diferente, una entrada en cierto modo de reflexión sobre como he ido evolucionando en la forma de viajar y todo lo que pienso que he ido aprendiendo.

Sin lugar a dudas en esta evolución tiene mucho que ver el blog, que cómo siempre digo, el blog hace que le demos prioridad a cosas que antes no lo hacíamos y que nos fijemos en detalles que antes pasaban desapercibidos.

Pensando, nada tiene que ver las primeras organizaciones de viajes a lo que hago ahora. El mundo digital se ha disparado, ahora hay aplicaciones para móvil que te ayudan a viajar, cientos de foros, de blogs, revistas, guías, videos en youtube... vamos que no hay motivos para no disfrutar de la organización del viaje.

Mi primer viaje fuera de España fue a Roma. Recuerdo aquel viaje en el que llevaba la maleta a reventar, el hotel reservado meses antes y con los nervios de que no se me olvidara nada, creo que hasta incluso llevaba un botiquín "por si acaso"... ufff ¡cuánto he cambiado!

Por eso me apetece hacer una lista de los errores que he cometido al comenzar a viajar


Lista de errores que cometía al comenzar a viajar


1. La maleta de "por si acasos"

El blog se llama Preparar Maletas y eso es por algo jajaja, después de preparar muchas maletas creo que por fin me he olvidado de las maletas de "por si acasos" 😊

Recuerdo el viaje a Moscú en el que llevaba medio armario en la maleta, qué si cazadora por si hace frío, que si un polar por si viene una ola de frío en agosto, un pantalón corto no vaya a ser que venga ola de calor... y así dos maletones grandes.

La consecuencia fue llevar unas maletas pesadas por el metro de Moscú, en el que por cierto no hay a penas escaleras mecánicas, y no podía ni mover. Otra consecuencia, además de ir cargado con cosas que probablemente no uses, es que luego a la vuelta a casa hay que lavar y ordenar todo de nuevo... un rollo!

Y te digo, ¿es que a dónde vas no hay tiendas y si es necesario comprar algo ahí? si no hay tiendas por que es un sitio remoto, que también se llevan mucho, creo que tampoco es necesario llevar un pantalón para cada día ¿verdad?

Ahora he cambiado tanto que si puedo viajo con una mochila o una maleta pequeña. A quién le diga que recorrí Islandia con una maletita pequeña!! jajaja


2. Planificar todo, todo, todo

Este es otro error que cometía. 

Es cierto que a mucha gente le gustará llevar todo planificado pero creo que esa no es la manera ideal de viajar.

Al principio llevaba planificado hasta los horarios para ir a un sitio y a otro, y con horarios quiero decir del estilo "de 9:00 a 10:00" "de 17:30 hasta 19:00" ¡Gran error! al final agobia mucho si no eres capaz de cumplir con lo planificado.

Desde mi punto de vista, lo importante es llevar una lista de lo que quieres ver, informarte de los horarios por si hay que tener algo en cuenta y lo demás ir ajustándolo sobre la marcha. 

Ser flexible en la planificación posiblemente te hará disfrutar más del viaje y porque no se visite algo no pasa nada, seguro que otra cosa inesperada descubres.

Y esto me lleva al siguiente punto...


3. Meterte una paliza de viaje visitando en 3 días 10 sitios!

Noooo, mi recomendación es no hacer nunca eso.

Al principio te pones objetivos muy intensos y el problema de eso es que casi nunca se cumplen, y si se cumplen terminarás reventado sin disfrutar realmente de ningún sitio, por hacer la foto. 

Me gusta dedicar mucho tiempo a un sólo lugar. 

Si tengo 7 días y una gran ciudad por delante no hay duda: todos los días son para ella! 

Pienso que viajar no es conocer una lista de monumentos famosos y tacharlos de la lista, por supuesto que hay que visitarlos y es uno de los motivos de un viaje, pero viajar también es conocer la forma de vida en la ciudad, estar tranquilamente cenando, pasar a conocer los supermercados, sentarse en una plaza y ver a la gente o incluso escuchar a algún artista callejero aunque no entiendas el idioma. 


4. No conocer la climatología del país visitado

Pues sí, esto podría ir relacionado por un lado con la maleta de "por si acasos" que termines llevándote un chubasquero para ir a la playa, pero también hay que informarse de la mejor época para visitar ciertos países.

Para viajar hay que hacer un esfuerzo económico e incluso malabares para conseguir cuadrar vacaciones ¿porqué fastidiarlo viajando a un lugar que esté en plena temporada de huracanes? vale, puede ser que se tenga muchísima ilusión por visitar ese país, pero somos de los que pensamos que ya que se viaja, intentar hacerlo en la mejor época del destino posible y reducir las posibilidades de que el clima lo fastidie. 

Hay tantas cosas por visitar en el Mundo qué hay lugares perfectos para cada mes del año.


5. Llevarte ropa de estreno

¿Alguna vez has comprado ropa para un viaje? no me refiero a ropa específica que quizás si sea necesaria, si no más bien a modelitos de estreno? yo al principio si... 

Pero al final te das cuenta que cuanto más vieja sea la ropa que te lleves mejor. 

Al final la gran mayoría de los viajes estamos todo el tiempo fuera del hotel, andando de un sitio a otro o viajando en coche, en tren o demás medios de transporte, así que la mejor ropa es la que te sientas cómoda y la que llevarías para estar cómoda por tu casa/barrio.

Al principio la ropa más "especial" que me llevaba a los viajes volvía igual que iba, sin salir de la maleta. Es verdad que hoy en día se lleva mucho el postureo en Instagram con vestidos vaporosos jajaja pero definitivamente no encaja conmigo.


6. Souvenirs a montones

Siempre compraba algún regalo.

Pero al principio volvíamos con muchas cosas - caprichos nada útiles - quitando espacio en la maleta. Al final son trastos, que si lo piensas bien ¿comprarías el equivalente souvenir en tu país? en muchos casos seguro que la respuesta es no, yo por ejemplo no me imagino con un paraguas que ponga "Yo amo Madrid" pero sin embargo lo mismo lo tengo de "I love London" jajaja.


7. Parecer un turista

Pues sí, según en que ciudades parecer un turista es un gran error. 

No hay que disfrazarse cuando se visita un sitio. ¿No has coincidido alguna vez con los típicos que para visitar una ciudad parece que van vestidos de exploradores? estilo Dora la exploradora!

Creo que nunca me ha pasado... o bueno miento, me pasa siempre!! jajaja pues voy con la cámara colgada al cuello y eso ya es una señal de ser turista. 

Pero al menos recomiendo no parecerlo mucho. Sobre todo en según que países es mejor intentar pasar desapercibido o incluso si se quiere visitar ciertos barrios en los que no puedes llevar un letrero que diga "turista".

El primer día en Marruecos debía llevar el cartel de turista porque era increíble, los caza-turistas estaban siempre detrás. Los próximos días dejé la cámara grande en el hotel, me vestí más discreta y aunque los caza-turistas son especialistas en detectarte se notó muchísima diferencia y se podía pasear mucho más tranquilo.


8. Regateos y caza-turistas


Esto es algo que hay que aprender sobre todo si se viaja a países de acoso constante, no se... diría por ejemplo Marruecos o India.

El tema del regateo es incómodo, sobre todo si te toca algún pesado que empieza a seguirte intentando convencer de algo. 

Marruecos es el país ideal para solucionar estos errores, después de llevar unas cuantas ciudades y medinas creo que desarrollé una coraza - o lo mismo me quedé sorda - pero ya podía llevar a alguien detrás intentando llevarme a un restaurante o vender algo, que yo metida en  mi burbuja y si era necesario, un regateo duro, cómo un bereber jajaja


9. Comer en sitios turísticos

Cometimos el error en el primer viaje que hicimos a Roma, tenía hambre, apareció un restaurante perfecto con vistas al Vaticano y..... ¡ sablazo ! pues empezaron a sumar "cosas" a la cuenta final y terminó siendo una comida de lujo.

La verdad que pocas veces más he comido en sitios turísticos - salvo por referencias muy muy recomendadas - me gusta más intentar buscar dónde va a comer la gente que vive ahí, si hay puestecitos callejeros de aspecto de confianza son perfectos y me gusta visitar los supermercados.


10. Pensar que a la gente le interesa tu viaje y empezar a contar detalle por detalle

Y para terminar con la lista de errores que cometía al inicio toca otro clásico: pensar que a alguien le interesa tu viaje y ponerte hablar de todo, casi en plan diario de viaje.

Al final, hay que tener claro que si te preguntan es por que quieren algún detalle general, alguna anécdota y la mayoría de las veces es por cortesía pero no para que cuentes un diario.

Este error quizás va más en la persona y alguna vez he sido yo la que he sufrido los detalles de otra persona jajaja

Quizás por eso, decidí escribir el blog!! aquí todo escrito y esperando a que quién las lea es por que de verdad le interesa ese viaje 😊



Con esta lista de 10 errores ha terminado el repaso por aquellos hábitos/errores que cometía en los primeros viajes y que con el paso del tiempo he ido evolucionando y mejorando - algunos todavía siguen ahí, que sigo tropezando sobre la misma piedra jejeje, pero al menos están localizados -.

Seguramente se me olviden muchos y también es bastante probable que cuando lea esta entrada dentro de unos años habrá errores nuevos, pues al final una de las magias de viajar es aprender y por supuesto corregir y disfrutarlo.

¿Qué errores cometiste en tus primeros viajes? ¿Qué errores siguen porque es muy difícil dejarlos atrás? ¿Llevas todo planificado? ¿maletas enormes? ¿botiquín como si fuera el fin del Mundo?



No hay comentarios:
Escribir comentarios