sábado, 17 de enero de 2015

Un fin de semana en Alicante, qué ver y hacer


Alicante en un fin de semana

Ya contaba con unos cuantos viajes a Alicante, principalmente a la costa, pero nunca había visitado la capital. Siempre se resistía. Así, un día sin mucha planificación y en un fin de semana de Noviembre coincidió ser el momento ideal para visitar Alicante, y encima con temperaturas de 20ºC! Pinta bien ¿verdad? Aquí te cuento lo qué hay que ver y hacer en un fin de semana en Alicante.

Alicante se encuentra en el Mediterráneo, con un clima que a muchos nos gustaría tener y disfrutar cada día. A mi las ciudades con mar y opción de paseos cerca del agua me gustan mucho, pero además cuando me empiezo a informar sobre qué ver o qué podía hacer en Alicante descubrí que en realidad ofrecía bastantes cosas cómo para pasar un par de días de desconexión y descanso de la rutina. 

Nos alojamos en una zona periférica pues encontramos un buen hotel, pero sobre todo al viajar con coche buscábamos que tuviera aparcamiento (y si es gratis mejor). De todas formas en menos de 20 minutos estábamos en el centro de Alicante.

No era complicado encontrar sitio de aparcamiento en un ladera del Castillo de Santa Bárbara. 

La primera visita para hacer en Alicante diría que tiene que ser precisamente el Castillo de Santa Bárbara. Pero, gran error al pensar que el Castillo se encontraba cerca de dónde habíamos aparcado el coche! subimos andando por unos senderos por la parte trasera que estaban llenos de cacas de perros y cuando finalmente llegamos arriba del todo estaba agotada!!! Fue una paliza! 

Consejo
Se puede subir en coche hasta el Castillo de Santa Bárbara y aparcar en la entrada del Castillo (gratis). 

También se puede subir en ascensor desde la Playa de Postiguet.


desde el castillo de Alicante

Cuando recuperé el aliento había que comenzar a visitar el recinto. La buena noticia es que el Castillo de Santa Bárbara de Alicante es gratuito! algo que me sorprendió pues en muchos lugares de otras ciudades hay que pagar entrada por visitar algo mucho peor que el Castillo. Y la verdad que esta visita merece la pena. Diría que es una de las cosas imprescindibles para ver en Alicante.

Del castillo solamente quedan las murallas, pero está muy preparado con jardines, muñequitos para recrear ejército árabe y cristiano, además de unos cuantos centros de exposiciones. 


Castillo de Alicante

Desde luego un objetivo de la visita es disfrutar del mirador. Las vistas de la ciudad son maravillosas, sobre todo la zona de las montañas y el puerto! muy bonito.


panorámicas de alicante

Tras la visita toca bajar a la ciudad, lo mejor es hacerlo por la muralla que lleva al Barrio de Santa Cruz.  

El Barrio de Santa Cruz es de los más turísticos de Alicante sobre todo por el choque arquitectónico. Cuenta con algunas calles estrechas y con escaleras que parecen sacadas de un pueblo andaluz. Es una zona pequeña pero desde luego tiene mucho encanto.

Lo mejor de la visita es que al ir desde el Castillo ¡ahora tocaba bajar! jejeje

Repito que me gustó mucho esta zona, había pequeños bares y terrazas en las que se estaba muy agradable. Una vez visitado toda la ciudad sin duda me quedo con este barrio.


Santa Cruz Alicante

qué ver en Alicante

calles de Alicante turísticas

La siguiente parada era seguir bajando y ya meternos por la zona más del centro de Alicante. Ahora tocaba pasear por el casco antiguo o las calles de los alrededores de la Concatedral. 


Concatedral de Alicante


Unas cuantas calles estaban llenas de restaurantes con terrazas con un ambiente agradable. 

Por esta zona las calles son estrechas con muchos balcones, y para nosotros ese fue el único atractivo que realmente le encontramos, no nos entusiasmó demasiado, imagino que es porque habíamos visitado dos puntos fuertes antes, el castillo con las vistas y el barrio de santa cruz.

Todo esta zona centro se recorre rápido. Si tenéis que aprovechar para comer es una buena opción.

Paseo por el centro de Alicante


El Ayuntamiento y la Basílica de Santa María, que es la iglesia más antigua de la ciudad y muy cercana al mar, completaron la visita por esta zona.

Después paseamos por la Rambla de Méndez Núñez, es como la calle más comercial y termina en la Explanada de España y el parque Canalejas (paseo paralelo al puerto deportivo). 

En esta zona aprovechamos para descansar y comer algo. Al inicio de la calle se encuentra el Mercado Central. 

Todo este paseo por el Alicante "más moderno" se puede hacer cómodamente andando. Muy agradable, y siempre destacando el edificio que no se si el más alto pero de los más altos seguro, el Hotel Sol.


rambla de Alicante

Fuimos hasta la zona del Casino y el Barco Trinidad, las vistas del Castillo y la ciudad son muy bonitas desde aquí. 

El día terminaría descansando en la playa del Postiguet que con el buen tiempo que hacía había mucha gente jugando y sentadas con sus toallas al Sol. Aunque es pequeña la zona visitable al final andamos mucho, sobre todo con la subida al castillo.

Estuvimos otro día más en Alicante pero lo aprovechamos para hacer un poco de excursiones, fuimos a Elche, del que todavía no he escrito entrada, y aprovechamos para hacer alguna visita playera.

playa de Alicante

Día de playa Alicante

No puedo terminar de hablar de Alicante sin comentar tres de sus fiestas más importantes. Durante el recorrido por la ciudad hay referencias a su Semana Santa sobre todo por el Barrio de Santa Cruz, de las famosas hogueras de San Juan y de los Moros y Cristianos, seguramente visitar la ciudad en una de esas fechas sea también bastante interesante, aunque claro los precios de los hoteles estarán disparados y la cantidad de gente pueda ser agobiante.


semana santa alicante

Una visita que no hicimos porque no nos atraía demasiado es el conjunto arqueológico de Lucentum, lo añado por si alguien puede interesarle. Son los restos de una ciudad íbero-romana, están haciendo trabajos de excavación para aumentarlo. Quizás en un futuro sea más interesante.

Con todo esto creo que hay motivos más que suficientes para visitar la ciudad, unas horas, un día o incluso pasar un fin de semana.

Tengo que ser sincera, Alicante no es una de las ciudades más bonitas de España y tampoco la incluiría como imprescindible en una visita a España, pero si tienes tiempo, estás por la zona y ganas de ampliar el currículum viajero, Alicante me parece una buenísima opción, tiene bastantes cosas qué ver y sobre todo bonitas cómo para sentir que la visita está mereciendo la pena.

Quizás el viaje por Alicante quede más completo incluyendo una ruta por toda la provincia y alrededores pues hay muchos pueblos y entornos muy bonitos por la zona, como la ruta de los Castillos.

Para seguir recorriendo un poco más la zona de Alicante, qué mejor opción que su costa y sus playas. Un referente en ese sentido es Benidorm, y para aprovechar al máximo los días de vacaciones te propongo la siguiente lectura:

Ruta por los pueblos costeros cercanos a Benidorm



No hay comentarios:
Escribir comentarios