jueves, 9 de agosto de 2018

Que ver y hacer en Salobreña en unas vacaciones de verano



que ver en Salobreña Granada


Hoy te quiero hablar de Salobreña y contarte que ver y hacer en estos días de vacaciones de playa que a todos nos gustan tanto. Este pequeño pueblo costero se encuentra en Granada muy cerca de Motril y merece la pena dedicar unas horas a la visita no solo por sus playas si no también por su casco antiguo. En Salobreña encontrarás todas las casas encaladas con el típico blanco color andaluz y en lo alto de una colina tenemos el tesoro del pueblo, el Castillo de Salobreña.
Hemos estado varias veces en esta zona de Granada y es que la Costa Tropical, cómo se le conoce a esta zona, es muy buena para unas vacaciones de verano playeras. Nosotros realmente no estuvimos alojados en Salobreña si no que fuimos a visitarlo durante una tarde.

Para hacernos una idea Salobreña se encuentra de Granada a unos 60 km (más o menos) y muy bien comunicada con autovía (la A44). Desde Málaga está un poco más lejos, a unos 80 km, pero aún así igualmente aceptable, sobre todo si te encuentras en algún pueblo de la costa.


donde está salobreña españa

Me encantan los pueblos andaluces.

Es verdad que todos son iguales, las paredes de las casas pintadas de blanco, calles muy estrechas y generalmente con cuestas y siempre suelen tener muchas flores, en mi caso tengo el olor guardado en la mete ¿no crees que cada zona tiene su propio olor? yo cuando pienso en vacaciones, de las de descansar y no hacer nada, me viene el olor a a estos pueblos mediterráneos. Visite cuántos visite todos me gustan y transmiten algo especial. Pues bien, Salobreña cumple el espediente y si te gustan ese tipo de pueblos te gustará Salobreña.

Las casas de Salobreña son encaldas y nos las encontramos muy tranquilas, casi sin gente. Eso nos hace pensar que no hay nadie tan loco como nosotros que en plena tarde de verano se ponga a subir cuestas. Y sí, Salobreña tiene mucha pendiente. El entramado de calles del casco antiguo se compone de calles estrechas y en cuesta que te conducen a lo alto de una colina coronada con los restos de una fortaleza o Castillo con unas vistas espectaculares. 

escaleras casco antiguo Salobreña

El Castillo de Salobreña es el objetivo de la visita y el lugar más clave para visitar en Salobreña. De paso se puede dar un paseo por el casco antiguo del pueblo que tiene rincones bastantes bonitos, digamos que es una excursión perfecta si te encuentras pasando unos días de playa por esta zona de Granada. El paseo no te llevará mucho más de un par de horas así que es un plan perfecto para la mañana o la tarde - y salir un poco del hotel, piscina y playa, que también apetece ¿verdad? -.

Nos pasó algo muy curioso con el Castillo de Salobreña. 

Nosotros que casi siempre vamos sin dinero en efectivo pues en esta ocasión no sería menos, así que aparcamos el coche en la zona baja del pueblo y comenzamos la subida. Aunque no parezca que sea mucho, entre las cuestas y el calor mediterráneo llegamos sofocados jajaja, pues bueno, resulta que llegamos y para sacar la entrada al castillo no admitían tarjeta (no recuerdo si es que no les funcionaba ese día) y tampoco había un cajero cerca. Llegamos a última hora de la tarde, pocas más visitas a parte de nosotros iban a llegar ese día y creo que debimos poner una cara de decepción, sofoco o lo que sea, que nos dijo una señora muy maja que nos dejaba entrar, en realidad quedaba poco para el cierre y no nos daba tiempo a bajar, sacar dinero y volver a subir. La verdad que este tipo de actos se tienen que agradecer y por eso me apetecía contarlo 

(En el momento de nuestra visita teníamos carnet joven/estudiante por lo que era 2 euros el precio de la entrada al castillo de Salobreña. El precio de la entrada general son 4 euros)

Entrada al Castillo de Salobreña

Paseamos por los restos del Castillo prácticamente solos, y aunque hoy en día no queda demasiado nos gusto mucho la visita, sobre todo por que las vistas de los alrededores son impresionantes!!

vistas casco antiguo Salobreña

Se sabe que Salobreña ha tenido una fortificación desde el s.X. Lo que hoy vemos son restos de la fortaleza árabe y posteriormente cristiana identificándose tres recintos: una zona central dónde se encontraría el Alcázar nazarí y que podemos ver algunas torres cómo la Torre del Homenaje muy típica en este tipo de construcciones y luego dos zonas con labores defensivas construidas con la consquista cristiana en s.XV. Todavía quedan algunos torreones y también recuerdo un aljive. 

Interior del Castillo de Salobreña

Cuando organizaba el excursión me encontré con una leyenda sobre el Castillo de Salobreña, me encantan estas cosas la verdad, se la conoce cómo "leyenda de las tres princesas":

En la Alhambra de Granada vivían tres princesas musulmanas, sus nombres eran Zaida, Zoraida y Zorahaida. En aquella época se consultaba a los astros sobre el futuro de las personas y el astrólogo le dijo al rey que tuviera cuidado con las hijas cuando llegaran a edad casadera.

El rey envió a las tres hijas al Castillo de Salobreña para que se educaran allí, 
en un ambiente más relajado, lo que ocurrió fue, cuando ya tenian una edad casadera (jeje) llegaron a las playas de Salobreña unos soldados cristianos y se enamoraron las tres princesas al instante de ellos ¿te puedes imaginar que escándalo verdad?

En realidad los cristianos era prisioneros que fueron trasladados a Granada.
Las princesas también marcharon a la Alhambra y tenían encuentros a escondidas hasta que decidieron huir. Zaida y Zoraida lo lograron pero Zorahaida no, y se dice que su padre la encerró para siempre en una de las torres de la Alhambra y que su espíritu sigue allí.

Bueno lo que he contado es una versión muy reducida del cuento-leyenda si quieres leerlo entero y bien se encuentra en "Cuentos de la Alhambra" de Washington Irving.
Volvemos a nuestra visita por Salobreña. Cerca de la fortaleza recuerdo que había jardines muy bonitos con unas vistas al mar. Es el paseo de las flores y desde mi punto de vista un imprescindible para ver en Salobreña. Nos gustó mucho.

jardines de salobreña


mirado de Salobreña a la playa

fortaleza de Salobreña

Dentro del casco antiguo, aunque pequeño, quizás lo más interesante sea pasear un poco sin rumbo, pero queríamos destacar el Barrio del Brocal y el Barrio del Albaicín (cercano a la fortaleza) y por supuesto el mirador Enrique Morente, imprescindible.

Salobreña fue una ciudad fortificada durante la Edad Media y tenía fama de ser inexpugnable, pues estos barrios se encontraban dentro de la zona amurallada. 

Durante la ruta también pasamos pora la Iglesia del Rosario de estilo mudéjar y una zona conocida cómo la bóveda que nos pareció muy curioso. Se trata de un trozo de calle estilo pasaje del siglo XVI.

casas blancas de Salobreña

Iglesia del Rosario Salobreña

pueblos blancos andalucía Salobreña

Una vez visitado el casco hitórico nos fuimos a la zona de la playa de Salobreñaquizás si no lleváramos tanto calor nos habríamos atrevido a ir andando, calculo que andando desde dónde habíamos dejado el coche hasta el Paseo Marítimo no sería más de 30 minutos, pero al final decidimos ir en coche.

Estuvimos paseando por la playa que recorre el Paseo Marítimo, su nombre es Playa del Peñón y Molino nos pareció muy buena playa, muy tranquila y familiar, no había demasiado agobio, y si te gusta andar por la playa tienes casi 2 km, aunque nos pareció que era una mezcla entre grava y arena. El término municipal de Salobreña tiene más playas y calas pero no las visitamos, no teníamos más tiempo, pero seguramente la más animada sea la del Paseo Marítimo y la que tiene más servicios, vimos que se podían hacer muchas actividades acuáticas - en general cómo en todas las de la costa española que desde mi punto de vista están geniales y muy bien preparadas para el turismo -.

playa de Salobreña

Peñón de Salobreña

Te recomendamos la página web de turismo de Salobreña con mucha información sobre eventos y actividades. Además vimos que tenían unos cuantos mapas que nos sirvieron para organizarnos un poco. Por ejemplo, mientras navegábamos por la web de turismo, si visitas Salobreña en época con no demasiado calor y te gusta el senderismo hay rutas realmente bonitas que te llevan a calas escondidas. Esta fue una de las cosas que nos ha quedado pendiente hacer y que nos habría gustado.

No podemos recomendar sobre temas gastronómicos de Salobreña o incluso de alojamiento pues nosotros estábamos en Almuñecar y lo que hicimos fue visitar Salobreña cómo actividad de tarde.

Salobreña nos gustó. Como has podido leer es una visita tranquila, sin nada especialemente destacable pero quizás por eso tenga encanto. Es cierto que hemos visto pueblos blancos más bonitos pero eso no quita a que no dudemos en recomendarla. Durante todo el paseo nos acompañó el olor mediterráneo, si has visitado esta zona sabes un poco a lo que me refiero, una mezcla de olor a mar, a las flores y a calor. Que junto con las calles encaladas te hacen recordar que te encuentras de vacaciones y eso no lo cambio por nada!


Publicar un comentario

Si quieres estar enterado de todo: nuevos viajes, nuevas publicaciones...

Si quieres ver fotos bonitas y tomar ideas para futuros viajes...

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de viajeros

Síguenos en redes sociales: