domingo, 26 de mayo de 2019

Día 6 en Tokio: Shinjuku y andando hasta Kagurazaka



Ruta por Tokio Shinjuku y Kagurazaka

Uno de los días más largos en Tokio es el que te voy a contar en esta entrada. Fue un día muy completo pasando del barrio imprescindible de Shinjuku, alucinando a cada paso con los carteles de neón, llegando a un antiguo barrio de geishas (sí, en Tokio también había y aún queda alguna geisha) y terminando en un santuario con bastante polémica política pero que la verdad es bastante bonito. ¿Quieres conocer todos los detalles de este día 6 en Tokio?


DÍA 6 EN TOKIO: 

VISITAR SHINJUKU Y UNA RUTA ANDANDO HASTA KAGURAZAKA



El transporte utilizado para este día es el metro. 

La ruta comienza en la parada de metro Shinjuku y termina en la parada de metro de Ichigaya

Todo el itinerario fue caminando. 

Un total de 20 km andando según el móvil.

Aquí puedes ver un mapa del recorrido y de la zona visitada este sexto día en Tokio:


ruta del día 6 en Tokio desde Shinjuku hasta Kagurazaka

1. QUÉ VER EN SHINJUKU


Shinjuku es una de las zonas más concurridas y famosas de Tokio, aquí se concentran una gran cantidad de empresas, tiendas, restaurantes y discotecas, digamos que es una zona que nunca duerme y por la que siempre hay muchísima gente. Si tuviera que decir una zona en la que quizás deberías ir un poquito más precavido (un poco, que tampoco mucho) pues sería Shinjuku.

Por cierto, aprovecho ya para recomendarlo al inicio, Shinjuku hay que visitarlo de día y de noche. De día por que realmente hay muchísimas cosas para ver por esta zona, se te puede ir una mañana entera perfectamente, y por la noche para ver el contraste con las luces de los neones en los carteles de los restaurante iluminados. Tokio se transforma de día y de noche, y una de las mejores zonas para ver ese contraste es Shinjuku.

La estación de Shinjuku es enorme y dicen que es la más transitada del mundo con más de 3 millones de pasajeros al día, lo que si que te puedo decir es que la primera vez quizás los astros se alinearon y la salida correcta fue muy fácil encontrarla, pero la segunda vez en la estación de Shinjuku fue desesperante jajaja, de risa en realidad, entre entradas a centros comerciales, pasillos con tiendas, pasillos llenos de gente, que no sabes si has pasado ya por ahí o no, entre que pierdes el letrero que vas siguiendo, al final terminas asumiendo que en algún momento saldrás de ahí aunque no sabrás dónde jajaja. Desde luego pasar por la estación de Shinjuku en Tokio es imprescindible.

que ver en Shinjuku Tokio


Y ahora vamos con las visitas claves para hacer en Shinjuku:

1. El Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokio (que le llaman Tocho) es una visita imprescindible en Shinjuku. El motivo de la visita no es ni más ni menos que para disfrutar de una de las mejores visitas de Tokio, y lo mejor de todo gratuitas. Hay dos miradores, uno en cada torre del Tocho, y en la planta 45 a unos 202 metros de altura verás lo enorme que es Tokio y cómo parece no tener fin. Lo mejor de todo es que si el cielo está despejado verás el monte Fuji (que guay fue verlo!!). Yo no soy muy de visitar miradores, me agobia un poco la altura, pero he de reconocer que esta visita es clave en Tokio y te la recomiendo.

Para visitarlo te voy a dar un consejo, no te bajes en la estación de metro o JR de Shinjuku, la mejor parada es metro Tochomae que está justo al lado. Desde la estación de Shinjuku hasta el Tocho hay que andar bastante, había leído que era 15 minutos, pero ya aviso que no fue así, entre que sales por la salida que no es, que te orientas, que no encuentras la entrada, en fin, y para ahorrar fuerzas pues mejor recorrer ese camino una vez y no dos jajaja. 

Al final, entre llegar a la entrada del edificio, subir a los miradores y volver hasta la zona de la estación de Shinjuku creo que llevó casi 2 horas.


el mejor mirador de Tokio

alrededores de shinjuku

2. El callejón Yakitori está situado pegado a las vías del tren y es una de las zonas curiosas para pasar durante tu visita a Shinjuku. Es una zona llena de pequeños restaurantes que cómo su nombre indica venden yakitori (o brochetas de pollo aunque las hay de muchas cosas, incluso cosas que quizás sea mejor no pensar). La visita coincidió al medio día y estaba a tope de trabajadores que salen en busca de su comida por toda esta zona. Por la noche dicen que tiene un ambiente curioso.

3. Kabukicho es una zona situada al este de la estación de Shinjuku y es el barrio rojo de Tokio. Es una zona por la que hay que pasar sí o sí por que simplemente por ver las calles estrechas con tanto carteles y letreros (de noche todavía impresiona más) pues merece la pena. De barrio rojo lo que notarás es que muchos de esos carteles son chicas semi desnudas y provocativas, pero a pie de calle no había nada raro. Si es verdad que aquí el tipo de gente hace que quizás te haga sentir que tienes que llevar un poco más de precaución, pero vamos, es muy muy turístico. Yo el único "problemilla" que tuve es que le hice una foto a unos carteles de unas chicas y un chico me dijo que no con la mano. Toda esta zona tiene muchos restaurantes y locales, vamos a llamarlos de adultos, y la gran mayoría de ellos se atribuyen a negocios de la yakuza o mafia japonesa.

Por esta zona callejeando de un lado a otro pues no te puedes perder la cabeza del Godzilla Gigante desde la azotea del Toho, desde luego si hay un lugar dónde no te choca encontrar algo tan friki cómo eso es Tokio, y si sigues dando vueltas por la zona otro lugar curioso es el Restaurante de Robots lleno de luces y robots en la fachada!! y por la noche hacen un espectáculo futurista evidentemente con robots y muchas luces láser, por lo visto bastante caro y eso que había una cola para comprar entradas alucinante.


barrio rojo de Kabuzicho en Tokio

cabeza de godzilla en tokio

ruta por shinjuku

restaurante robots en shinjuku tokio

En busca de algo para descansar, y estar todos los Starbucks a tope, apareció el Mister Donut, es un Dunkin Donuts pero japonés, si vas te recomiendo probar unas rosquillas como con bolas, jajaja no sé explicarlo pero te darás cuenta.

4. Los callejones peatonales de Golden Gai es una de las zonas más impactantes para visitar por la zona de Shinjuku. Se trata de una cuadrícula de calles muy estrechas con bares enanos, hay unos 200 bares, llenos de carteles, posters y una decoración curiosa. Antiguamente, bueno al igual que todo Shinjuku, eran unas calles de prostitución, hasta que se prohibió y tuvieron que darle otros usos a estos locales. Las calles tan estrechas y de casas bajas y descuidadas te llevan a otra época, en parte sentía que estaba en una peli (aunque una peli un poco negra jaja). La visita fue de día y estaban todos los bares cerrados pues abren a las 20:00 pero eso hizo que no hubiera casi nadie por estas calles, la verdad fue una visita muy chula. En algunos lugares dicen que no se puede hacer fotos. Por la noche se pone a tope.



golden gai en tokio

ruta por shinjuku en tokio

5. La última visita por esta zona era Shinjuku Gyoen Park, unos jardines japoneses del período Edo que tienen una pinta chulísima, en los que hay que pagar entrada y por eso mismo pensaba que estarían tranquilos, y aquí un fallo gordo en la organización.... estaban cerrados!!! por que era Lunes y cierran los Lunes!! agggg no hice mucho caso porque pensaba que al ser jardines pues estaría siempre abierto, así que bueno quedó pendiente.

6. Con desilusión y atravesando de nuevo toda la zona este de Shinjuku dirección norte para llegar a la zona de Shinokubo o Barrio Coreano. Si no tienes tiempo suficiente yo esto no lo visitaría, no noté demasiada diferencia, claro no sé diferenciar entre coreano y japonés jajaja, quizás destacaría que eran calles muchísimo más tranquilas que el centro de Shinjuku, que tenían puestecillos en la puerta de las tiendas y había muchas fotos de lo que interpreté grupos pop coreanos. Ah, y para llegar a esta zona, no sé por dónde, pero atravesamos una calle con Love Hotels, tipo los de Shibuya.

Shinjuku tiene muchas cosas para ver y al final llevó más tiempo de lo esperado, entre hacer el recorrido, parar a comer, el café y visitar alguna tienda fueron unos 5 horas de visita (de día). Qué luego habría que volver para dar una vuelta aunque sea de una hora para ver la zona de restaurantes de noche.


2. RUTA ANDANDO DESDE SHINJUKU HASTA KAGURAZAKA


Esta siguiente etapa del día comprendo que no es algo demasiado normal y que posiblemente no entre en los planes de la mayoría.

Plantear ir andando desde la zona de Shinjuku hasta Kagurazaka, encima el objetivo es un barrio que no aparece en las guías turísitcas, puede parecer un poco locura y una pérdida de tiempo. La verdad que esta idea surgió una vez en Tokio y al ver que había tiempo suficiente no podía evitar hacer rutas de este estilo. Me encanta conocer barrios normales y residenciales, eso me ayuda a imaginar la vida en una ciudad, además caminando se puede ver los cambios de zonas y también a aprenderte el mapa.

El trayecto andando desde Shinjuku hasta Kagurazaka fue 1 hora y media.

No me detendré mucho por que realmente no hay monumentos importantes para visitar pero dejaré unos detalles de lo que recuerdo y por lo que me gustó este paseo, y siempre animo a visitar las ciudades así (o al menos un poco un día):

  • Pasar de todo el jaleo de Shinjuku a unas calles/avenidas completamente residenciales. Todo el mundo era asiático, seguramente japoneses, pero digo asiáticos porque me cuesta diferenciarlos.
  • Ver a los niños salir del colegio, tan ordenados. Algunos se marchaban solos, para otros había unos mini buses muy divertidos. Por supuesto todos llevan su uniforme escolar, tan bonito como en los dibujos.
  • Pasar a un supermercado enorme en el que todo estaba en japonés y vendían cosas muy curiosas de las que no tengo ni idea de lo que era. Para mi entrar en supermercados es algo imprescindible en todo viaje.
  • Unas calles estrechas de casas bajas en las que la gente dejaba las bicis, los triciclos, tenían flores en las puertas...
  • Obras de mejoras en las calles y para asegurar que no había peligro para los peatones ponen unas barras de seguridad kawaii. Flechazo puro.
  • Una cuesta enormeeee con carril bici que los japoneses subían con la bici con una agilidad impresionante.
  • No encontrar ninguna papelera durante el camino.
  • Un hospital.
  • Unos templos o santuarios pequeñitos en los que la gente desde la acera se paraban, mostraban su respeto y seguían andando, sin llegar a entrar.
  • Por supuesto máquinas de bebida a cada paso, y menos mal!
barras de protección kawaii en Tokio

autobús escolar en Japón


3. VISITA DE LA ZONA DE KAGURAZAKA HASTA EL SANTUARIO YASUKUNI


Por fin en la zona de Kagurazaka.

Cuando organizaba el viaje a Japón una de las preguntas que apareció es ¿dónde se podían ver geishas en Japón? creo que la mayoría nos lo preguntamos. Y la respuesta normal es Kioto, dónde todavía quedan barrios tradicionales en los que quizás tengas suerte y puedas ver una geisha.

Sobre lo de "ver una geisha" he de reconocer que no me gusta la idea, y menos así planteado como un atractivo turístico, para mí no dejan de ser personas ejerciendo una profesión y me siento mal pensando que voy un poco de "safari". Una vez en Japón pues es verdad que si ves una te hace ilusión, a mi me daría un subidón, pero no les haría fotos (es mi opinión).

Pero ahora volvemos a Tokio, ¿se pueden ver geishas en Tokio? bueno la respuesta es que será difícil por que ya no quedan muchas, pero si que hay antiguos barrios de geishas en Tokio bonitos para visitar aunque el objetivo no sea precisamente ver una geisha. Y por eso apareció Kagurazaka.

Kagurazaka es un barrio que se encuentra cerca del palacio de Tokio y en el período Edo era una zona de residencia de samurais, y si había samurais pues también había geishas

Parece ser que Kagurazaka llegó a contar con más de 700 geishas, pero claro hoy casi no quedan ninguna, quizás sobre unas 30 geishas, así que la probabilidad de ver una es nula. 

Pero por lo que te recomiendo Kagurazaka es por un lado por su historia, pensar cómo sería todo esta zona, y por que en realidad se trata de una zona tranquila llena de restaurantes muy bonitos, casas bajas, calles peatonales por las que hay que perderse y en realidad una zona nada turística.

Como referencia debes llevar la calle principal del barrio y desde esa salirte e ir callejeando por los alrededores. A mi me gustó mucho.

Ya que estás en esta zona, y por llevar alguna visita anotada, te recomiendo el templo Zenkokuji, en el que es muy probable que no encuentres a nadie y si lo hay será alguien del barrio. Me encantó precisamente por eso. Y también te recomiendo el Santuario Hachiman de Tsukudo, de nuevo tranquilidad.


tiendas en el barrio Kagurazaka en Tokio

calles barrio geishas en Tokio Kagurazaka

Zenkokuji en Tokio

El objetivo para terminar el día era llegar hasta el Santuario Yasukuni. Habrá que andar desde Kagurazaka unos 20 minutos. De camino pasarás por una Universidad, bastante moderna y con unas cuantas cafeterías (y con wifi) y por unos edificios gubernamentales que tenían mucha seguridad, y en cuanto a la seguridad imagino que eso en parte también es por que nos estamos acercando al santuario.

El Santuario Yasukuni se construyó para conmemorar a las víctimas de guerra, en concreto de la Segunda Guerra Mundial, y el tema es que en esa lista de caídos se incluyen a unos cuántos considerados criminales de guerra de primer orden. China y Corea del Sur consideran ofensivo este santuario, que por lo que leí se mantiene con dinero privado. Antes de visitarlo estuve buscando información, pero como era de esperar el tema es bastante complejo. Así que bueno al final quedó incluido en la lista porque en realidad es de los santuarios más grandes de Tokio y es bastante bonito, o al menos me sorprendió por el tamaño y el jardín que lo rodea. Además al ser Primavera estaban los cerezos en flor. Sin duda es militar porque verás vigilancia por los alrededores y justo en el recinto se encuentra el museo militar (el museo es de pago pero el santuario es gratuito). Pero si tienes tiempo es una visita a considerar para hacer en Tokio.


Santuario Yasukuni en Tokio

visitar Santuario Yasukuni en Tokio

Desde aquí terminó la ruta, caminando hasta el cercano metro Ichigaya después de andar más de 20 km y terminar agotada.


En este sexto día en Tokio recuerdo:

  • Las vistas desde el Tocho, imprescindibles sin duda.
  • Las calles de Shinjuku, es algo que hay que ver en todo viaje a Tokio.
  • Una brochetas de (quizás pollo) que estaban de muerte!!! junto con una cajita bento que parecía para colegiales.
  • La zona de Golden Gai me gustó mucho y me habría quedado más tiempo haciendo fotos.
  • El paseo andando hasta Kagurazaka ayudó a desconectar el chip turístico y simplemente dejarse llevar (ver supermercados, gente en su día a día...)
  • Kagurazaka fue una sorpresa, un barrio sin un atractivo turístico claro pero que sin embargo tiene mucho encanto.
  • El Santuario Yasukuni es una visita que también recomendaría (por el edificio).



Todavía queda por contar el último día completo en Tokio, además con un imprescindible que no te puedes perder bajo ningún motivo, la zona de Asakusa es un top. Además lo completaremos con un barrio menos turístico y bastante friki. Todo eso te lo cuento en la siguiente entrada:


>> Contraste entre Asakusa e Ikebukuro (toda la info) <<






Ya hay publicadas en el blog muchas etapas anteriores, si quieres coger ideas y organizar un viaje de 7 días por Tokio aquí te cuento la distribución de visitas por día.





No hay comentarios:
Escribir comentarios