viernes, 30 de octubre de 2015

Ruta en coche por Irlanda: de Londonderry hasta Trim


ruta en coche por Irlanda de Londonderry hasta Trim

La entrada de hoy va dedicada a la ruta en coche desde Londonderry / Derry (Irlanda del Norte) hasta Trim (un pueblecito cercano a Dublín ya en la República de Irlanda). Fue un día de muchas horas al volante, pero tanto Londonderry como Trim merecen una visita. Además una parada Enniskilen también puede ser interesante, no es un lugar turístico y precisamente por eso lo recomiendo.

El viaje por Irlanda había comenzado en Dublín dónde habíamos alquilado un coche y estábamos haciendo una ruta que nos llevaría a Irlanda del Norte. 

El día comenzaba en Londonderry /Derry en Irlanda del Norte en el después de la ruta costera desde Belfast hasta la Calzada del Gigante (un imprescindible de la isla).

Ya el nombre de Londonderry o Derry es motivo de disputa. 


Oficialmente sería Londonderry pero por los católicos llamada Derry. En la mayoría de los sitios pone ambas denominaciones, incluso en los autobuses, así que escribiré de la misma manera. Y es que, al igual que contaba en la entrada de Belfast, Londonderry/Derry también fue una ciudad castigada por los problemas independentistas y de terrorismo que sufrió Irlanda del Norte. Incluso hay una pequeña zona llamada Free Derry autoproclamada autónoma (y que si estás en la ciudad pues debes incluir un paseo por aquí).

Leí mucho sobre el tema, para entender el conflicto y no voy a dar detalles sobre ello, pues no es un tema sencillo de entender. 

La verdad a nivel turístico es una ciudad que está bien, no me pareció muy monumental, pero es una muy buena idea tenerla en cuenta cómo base de operaciones, parece bastante tranquila y tiene unos cuantos lugares para visitar. Desde aquí se pueden hacer muchísimas rutas en coche muy bonitas, una pena no tener más días disponibles.


¿Qué podemos visitar en Londonderry/Derry?


El centro de la ciudad de Londonderry/Derry (la 2º de mayor población de Irlanda del Norte) tiene la característica de estar completamente amurallada

La zona de interés es pequeña por lo que con un paseo de un par de horas se visita todo. No es que fuera un pueblo del que terminara enamorada pero digamos que se deja visitar.


Las murallas se pueden recorrer por arriba lo que permite un paseo agradable además con unas vistas bonitas. 


Te diría llevar como referencia para visitar la Catedral de St. Columb, el ayuntamiento al lado del Tower Museum y la plaza The Diamond.


casco antiguo de Londonderry

Ya saliendo fuera de la muralla, lo más interesante para ver en Londonderry o Derry es una ruta por los murales cerca del Free Derry Corner, a nivel artístico diría que son más impresionantes que los que hay en Belfast. 

Es una zona con casas adosadas en la que en los laterales hay pintados murales muy expresivos sobre todo el conflicto que se vivió en Irlanda del Norte. Hay un total de 12 murales muy cerca unos de otros. Desde luego llaman muchísimo la atención. Hacen rutas guiadas desde la Oficina de Turismo.


Muy cerca de esta zona se encuentra la Catedral de St. Eugene que es bastante llamativa.


murales de Londonderry Derry



De ruta hasta Dublín : recorrido y visitas



Al día siguiente teníamos que llegar a Dublín pues ahí pasaríamos un par de noches y dado el tipo de carreteras de la isla, normalmente secundarias que aunque en buen estado no se circula demasiado rápido, las 3 horas que marcaba google al final estuvimos unas 8 horas, vale, esa diferencia de duración del viaje tuvo la culpa la lluvia irlandesa y porque paramos a estirar las piernas y conocer dos pueblos: Enniskillen (en Irlanda del Norte) y en Trim (ya en la República de Irlanda).


  
Quizás no sea ni mucho menos la ruta por carretera más bonita de la isla, pero la verdad es que cualquier carretera es bonita. 

Para hacerte soñar, imagina un campo de un verde intenso, pequeños bosques, granjas, vacas, ovejas, y una carretera estrecha por la que muchas veces conducirás solo... eso es lo que hay en Irlanda. 

Al final el viaje se hace entretenido, sobre todo por la zona de Enniskillen que hay un cúmulo de lagos formados por el Lower & Upper Lough Erne que algunos se pueden ver desde la carretera y otros te marca rutas turísticas (desde el cielo toda esta zona tiene que ser muy bonita).

Una parada para estirar las piernas y ya de paso visitar Enniskillen


Si buscas en google Enniskillen es posible que aparezca información sobre el atentado de hace unos cuantos años, pero indagando un poco más, pintaba ser un buen punto de parada, además descubrí que tenía un coqueto Castillo situado al lado del rio Erne (ha estado durante años cerrado por reformas) y yo soy de castillo flojo 😂.

El paseo por el río fue muy agradable y de manera similar a otros pueblos irlandeses el centro es muy pequeño, con un par de calles animadas dónde se concentra todo el comercio y que en 15 minutos la recorres entera.

El pueblo tampoco ofrece mucho más pero cumplió su objetivo de parar a estirar las piernas mientras se aprovecha para ver algo bonito.


Enniskillen

Por cierto, aquí en Enniskillen ocurrió una anécdota de esas que recuerdas para siempre. 

Había un parking exterior para dejar el coche y dar una vuelta por el pueblo. El parking era de pago y además solamente admitía monedas. 

Lo que ocurrió es que ninguno llevábamos monedas (pues no habíamos cambiado a libras y todos los pagos los habíamos realizado con tarjeta), y una chica se acercó y sin decirnos nada nos pagó el parking y nos entregó el ticket!!! 

Fue un momento muy chulo pues le explicamos que no podíamos pagarle, la chica muy amable nos explicó que nos lo había comprado y que simplemente quería que disfrutáramos del paseo. 

Es cierto que en este viaje el carácter simpático y hospitalario de los irlandeses lo estábamos notando mucho, quizás por los tipos de alojamiento, pero algo de este tipo no nos había ocurrido nunca. 

Incluso te preguntas si en su lugar habrías pagado a alguien el parking..., y seamos sinceros lo más probable es que no! así que este detalle es una de las cosas de las que aprendes en los viajes y que por una tontería que sea no se olvida.

Visitando el castillo de Trim en Irlanda


Ya muy cerca de Dublín tocaba hacer otra parada, esta vez para ver el bonito castillo de Trim, un lugar totalmente recomendable. 

Fue lo mejor del día sin lugar a dudas.

Aquí se visita principalmente su Castillo conocido por ser escenario de la película de Braveheart

La verdad que tanto el Castillo, del que impresiona la altura de sus murallas, como la pradera enorme que hay al lado, el paseo por el río y las dos o tres callecitas importantes del pueblo merecen la pena. 

El Castillo de Trim es el más grande de toda Irlanda y fue construido durante los año 1174 hasta el 1206 - aunque durante épocas se fueron añadiendo elementos -. Hoy no es que esté muy bien conservado pero lo suficiente cómo para hacerse una idea de lo impresionante que tendría que ser. 

Hay bastante aparcamiento aunque de pago, pero como la visita no será mucho más de 2 horas tampoco será un precio excesivo. 

La parte exterior del Castillo se visita de manera gratuita pero para el interior y subir a la Torre hay que pagar. 

En Septiembre y estaba abierto todos los días (solamente lo hace en fechas de primavera-verano). En invierno solamente se puede visitar por dentro los fines de semana.

El Castillo de Trim en Irlanda


Aquí terminó otro completo día por la isla de Irlanda, dónde la climatología no fue la mejor (llovió durante el viaje en coche) pero pudimos disfrutar de las visitas y hacer los muchos kilómetros por carretera secundaria sin que fuera demasiado incómodo.

Los dos próximos días tocaría Dublín y un tercer día que lo dedicamos a conocer la costa cercana a Dublín.

La ruta en coche por Irlanda estaba siendo muy chula y yo estaba sufriendo por no tener tiempo suficiente para conocer cada rincón, el paisaje es tan bonito que me encantaría detenerme cada momento.


No hay comentarios:
Escribir comentarios