jueves, 18 de octubre de 2018

Si cierro los ojos y pienso en Nueva York




Me apetecía escribir una entrada diferente sobre una de las ciudades que han marcado este año de nuestras vidas, sin pensarlo y sin planearlo Nueva York llegó para quedarse durante unos cuantos meses, y así durante estas semanas tan vibrantes se hizo un hueco en nuestro corazón y en nuestra mente, por eso, me apetecía contar esos pensamientos sobre Nueva York, esos recuerdos bonitos que llegan a mi mente si cierro los ojos y pienos en ella.

Esta entrada sé que probablemente no reciba muchas visitas, normalmente todos tendemos a buscar información útil y que nos ayude a organizar nuestros viajes, que nos resuelvan dudas o que obtengamos ideas, y muchas veces lo hacemos pensando en el famoso SEO y menos en los sentimientos, pero hoy esta entrada es muy personal, por que me apetece escribirla y que quede reflejado en el blog los sentimientos especiales que me transmitieron las semanas que estuvimos en Nueva York (hasta el momento).

Por eso la he llamado "Si cierro los ojos y pienso en Nueva York ..."

Quiero contarte, si hago ese ejercicio de cerrar los ojos y dejar la mente viajar, los momentos bonitos o esas sensaciones que transmiten felicidad, ya aviso que probablemente no sean monumentos, ni vistazas, incluso quizás cosas raras, quizás lo que salga sean sensaciones de pequeñas cosas del día a día... 

Para escribir esta entrada realmente hice lo que dice el título y tomé nota en mi libreta de notas viajera (¿tu también las usas?) y después me puse a ver que salía de esto... jajaja y aquí la tienes, si te animas me puedes contar ¿qué sientes tú si cierras los ojos y piensas en Nueva York?, me encantaría saberlo :-)


SI CIERRO LOS OJOS Y PIENSO EN NUEVA YORK



1. Si cierro los ojos y pienso en Nueva York lo primero que me viene a la mente y que despierta en mi una sonrisa son los desayunos, sí tal cuál lees, levantarme, salir a la calle y coger el café en su vaso de cartón para llevar con el donut me transmitía felicidad, si voy más allá, simplemente el caminar por las calles de Nueva York con un vaso en la mano, ya fuera de café, un batido, un té helado, ese pequeño gesto me hacía sentir parte del ritmo frenético que se respira en la ciudad, pero si ocurre por las mañanas cuando todavía las calles están casi vacías, me encanta!


2. Ya avisé al inicio que posiblemente la lista que voy a dar no será la que mucha gente espere pero si hay otra cosa que recuerdo con cariño son los momentos de la comida en mi caja de cartón. Lo explico. En general en Manhattan se lleva mucho el concepto de Deli, un Deli es un poco una mezcla entre restaurante-buffet-supermercado, en esos establecimientos comía casi siempre, cogía mi caja al peso en la que le metía comida normalmente de buffet y me iba tan contenta con mi cajita de cartón. Durante muchos días, por que iba alternando, esto lo hacía en Whole Foods.


3. Y hablando de comidas en Nueva York, los carritos de comida distribuidos por toda la ciudad es sin duda una imagen que ha quedado guardada, es cierto que cada vez los famosos food trucks están más extendidos por otras ciudades, pero en Nueva York es otro asunto. Verlos en pleno rendimiento a la hora de comer un día de diario es hipnótico. Ver cómo los trabajadores, bajan en solitario o en pareja, no hay grupos grandes, y todos compran sus comidas es algo que me encantaba ver. Tenía un sitio localizado con unas escaleras, dónde me sentaba a esperar a "el otro del blog" y mientras tanto observaba a la gente que va a comprar su comida. El olor que desprenden te hace querer probar un poco de cada.


4. Cuando camino por las calles de un sitio que visito no voy con un mapa diciendo tengo que ir aquí y aquí. Hay gente que viaja así, quizás cuando no tienes tiempo hay que vivirlo así, pero eso no va con nosotros, preferimos dejarnos algo sin ver, a cambio de poder caminar por la ciudad y dejarnos en cierto modo llevar, por eso los largos paseos por Nueva York es una de las sensaciones que más recuerdo. Recorrimos avenidas "casi enteras" y nos poníamos a caminar durante horas en línea recta a ver dónde llegábamos. Manhattan es perfecto para esto. Si quieres puedes leer 4 rutas caminando por Nueva York que ya hemos publicado en el blog, irán llegando más.


5. Cuando camino soy como un rádar, me podrían contratar algún detective jajaja, porque llevo controlado todo, la gente, los edificios, las tiendas, los anuncios de publicidad, sí, es agotador, pero no puedo evitarlo y eso me hace sentir que estoy intentando entender la ciudad. En Nueva York caminaba así, y unas sorpresas muy bonitas es descubrir los anuncios publicitarios vintage que hay en laterales de algunos edificios, por unos instantes me olvido de las luces de neón y pienso en cómo sería hace años, me encantan que se conserven ese tipo de detalles antiguos en las ciudades.


6. Si cierro los ojos y pienso en Nueva York, en momentos que me transmitan felicidad, sin duda viene a mi mente el partido de béisbol que ví en Central Park. Estaba sola y estaba cansada de andar por los caminos de Central Park y en busca de un sitio dónde descansar ví que estaban jugando al béisbol, no tengo ni idea de como se juega, ni antes ni después de ver el partido, pero allí había unas gradas y un puñado de gente viendo cómo jugaban y ahí me senté. Estuve más de una hora totalmente relajada.


7. La primera vez que llegué a Nueva York lo hice en Queens Plaza, ya había investigado un poco sobre la zona con street view de google maps y si algo me había impactado eran las vías de tren que cogían altura para convertirse en lo que es para mí el puente más bonito de Nueva York, el Queensboro Bridge. Una vez llegue a Nueva York, cuando salí del metro al exterior y ví ante mí los hierros de mi querido puente no pude más que emocionarme, una especie de nudo en el estómago - quizás esto la gente lo sienta con otros lugares más especiales como el Empire State jajaja - pero bueno ahí estaba yo, con un puente que pasa casi desapercibido, y que cada vez que lo veo me dice que estoy en Nueva York y se me pone un nudo en estómago (por cierto el Empire State también es alucinante!!! 😍).


8. Si cierro los ojos y pienso en Nueva York no puedo olvidarme del ritmo frenético que se vive en sus calles y sobre todo en Manhattan. La mezcla cultural hace que a cada paso escuches idiomas de cientos de lugares diferentes. Una sensación, que al menos a mí, me hace sentir una hormiguita en un hormiguero. Pero no sé que tiene esa sensación que en parte es un vicio y aunque esté agotada de andar, esquivar gente, sienta calor y cansancio, esté en parte saturada de la humanidad... aunque sienta todo eso y quiera huir, cuando no lo siento lo quiero sentir... me explico fatal, parece un trabalenguas, pero era así... Nueva York me hizo sentir muchas cosas contradictorias en muchos momentos y por suerte todo termina siendo enriquecedor y en cierto modo engancha.


9. Es inevitable incluir aquí el skyline de Nueva York, en realidad creo que la palabra skyline nació con Nueva York jajaja, es alucinante lo mires desde dónde lo mires, ya sea un mirador desde lo más alto o desde los alrededores de Manhattan, creo que podría estar siempre mirándolo y no cansarme... para mí unas vistas preciosas se obtienen desde la isla del Governador, fuimos a pasar un día ahí, un día de los de ir sin prisa, y tenemos un recuerdo muy especial. Si viajas a Nueva York en verano te recomiendo incluir la isla del Governador en tu plan.


10. La palabra cupcake. Y aquí quiero contar una historia.
Te recomiendo que visites el cajero automático de cupcake de la tienda Sprinkles que se encuentra en Manhattan, sí has leído bien lo de cajero automático. Pues bien, ahí estaba sacando una cupcake y noto que había unas 6 o 7 personas detrás, yo pensaba que estaba creando cola por que no me terminaba de decidir con los sabores... en realidad me estaban grabando!!!! jajaja estaban grabando el proceso de compra y como sale la cupcake del cajero. Eran instagramers y youtubers enloquecidas jajaja, incluso me pidieron que abriera la caja para que lo grabaran jajaja... de verdad aluciné un poco... así que quién sabe, lo mismo estoy por ahí en youtube y no lo sé.


11. Y ya que estoy contando historias quiero contarte el día que un "diseñador de moda" o eso nos dijo, me paró porque mis pantalones de flores coincidían casi con un diseño que estaba haciendo él jajaja sí, aluciné, pero la verdad es que se parecía muchísimo pues nos enseñó fotos y eran casi iguales. La verdad es que me asusté un poco, un personaje un tanto raro (raro por lo de su look de diseñador neoyorkino), que se te acerque y te empiece a contar esas cosas es algo que nunca me había pasado en ningún sitio, y mi exceso de "sentido común" me hacían estar alerta jajaja, pero la verdad fue una anécdota muy divertida que siempre recordaremos con unas risas y siempre nos recordará a Nueva York.


12. El arte y los artistas que te encuentras en las calles o en el metro es algo que verás en cualquier viaje a Nueva York. Algunos son impresionantes de lo buenos que son, pero si tengo un recuerdo que me impactó y a la vez no olvidaré es un viaje en metro en Queens y unos chicos haciendo todo tipo de saltos, acrobacias y movimientos en las barras del metro, de película total, y lo hacían tan tan bien!!! wow!!!


13. Para terminar me gustaría decir que tengo mucha memoria fotográfica. Suelo recordar muchos sentimientos, ya sean buenos y malos, por el momento en el que hice una foto. Y si cierro los ojos y pienso en Nueva York estas son algunas de las imágenes que me emociona ver y que me hacen recordar que merece la pena y aunque algunas cosas no me gustaran de la ciudad (las puedes leer en expectativas vs realidad de Nueva York) es una ciudad que merece la pena conocer y volver, porque siempre, siempre quedarán muchas cosas por descubrir en Nueva York.

(por cierto las fotos que más me gustan de Nueva York las he compartido en instagram... por si te gustan ya sabes, nos puedes seguir y esas cosas 😊😋).









Una publicación compartida de Preparar Maletas (@prepararmaletas) el




NEW YORK: El Distrito Financiero es imprescindible en un viaje a #NuevaYork , le dedicamos un día completo, entre semana para ver el ambiente y nos gustó muchísimo! . . Nos recordó en muchas cosas a la City de Londres, está última más pequeña pero el concepto muy muy parecido. Mucha gente cuando visita Londres se olvida de la City, la conocéis?(a parte de la Torre de Londres jejejeje). . En NYC es más a lo grande, muchísima gente por todo lado y terminé con el cuello desencajado 😂 ah? Y un frío horrible!! . . Más info en el blog con toda la ruta completa. Lo que nos gustó y lo que nos decepcionó. . ➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖➖ #wallstreet #distritofinanciero #financialdistrict #newyork #newyorkcity #newyork_instagram #nuevayorkcity #zonacero #worldtradecenter #nyc #torresgemelas #rascacielos #manhattan #travelblogger #viajar #eeuu🇺🇸
Una publicación compartida de Preparar Maletas (@prepararmaletas) el



Estos han sido los pensamientos que vienen a mi mente sobre Nueva York, me ha gustado mucho pensar en ella tranquilamente, cerrando los ojos y recordando sentimientos, pero es que Nueva York es tan impactante que sin duda deja huella y es perfecta para este ejercicio. Después de esto, creo que debería hacer algo parecido con otros viajes, al final es una manera de recordarlo y aprender, ¿me cuentas tus recuerdos de Nueva York?



Publicar un comentario

Si quieres estar enterado de todo: nuevos viajes, nuevas publicaciones...

Si quieres ver fotos bonitas y tomar ideas para futuros viajes...

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de viajeros

Síguenos en redes sociales: