domingo, 2 de junio de 2019

Día 8 en Tokio (extra): Un paseo por el barrio de Ningyocho y Nihonbashi


Este último día en Tokio en realidad solamente fueron unas 5 horas, contando que además había que dedicar un rato a comer, así que el plan era visitar algo cercano a la Estación Central de Tokio. Buscando info aparecieron los barrios de Ningyocho y Nihonbashi, estaban cerca, son tranquilos, fuera de los circuitos turísticos y fueron zonas importantes durante el periodo Edo sobre todo por el tema de los mercaderes y comerciantes. ¿Quieres descubrirlos?



DÍA 8 EN TOKIO (EXTRA):UN PASEO POR EL BARRIO DE NINGYOCHO Y NIHONBASHI


El transporte utilizado para este día es el metro. 

La ruta comienza en la parada de metro Ningyocho (Toei)

El resto es andando.

Un total de 7 km andando según el móvil.

No hice casi fotos este día pues se notaba que el viaje estaba llegando a su fin.

Aquí puedes ver un mapa del recorrido y de la zona visitada este octavo día en Tokio:


mapa día 8 Tokio


1. QUÉ VER EN NINGYOCHO


Ningyocho era el barrio de la diversión en el periodo Edo (bueno de diversión pero del pueblo, de la gente obrera). Aquí se encontraban muchos teatros y sobre todo cogió gran fama los teatros de marionetas o muñecas y aquí vivían muchos titiriteros (el nombre de ningyocho significa eso).

La ruta por Ningyocho comenzó desde la misma estación de metro. Nada más salir te encuentra en la calle principal y a unos metros podrás ver uno de los reclamos turísticos de la zona, el reloj de marionetas (que me pareció chulísimo). Cada hora las marionetas se ponen en movimiento.

Puedes llevar como referencia Amazake Yokocho, es la calle comercial. Si la sigues dirección al río te encontrarás con el teatro Meijiza, lleva abierto casi 150 años y hacen representaciones diarias.

Hoy en Ningyocho encontrarás calles comerciales pero de comercios tradicionales y muchos de ellos pequeños. Recuerdo ver aquí carnicerías, seguidas de una tienda de dulces y luego otra de cosmética. Todas pequeñitas.
También había muchísimos restaurantes y saliendote de la calle principal (es una avenida con bastante coche) pues encontras callejuelas más tranquilas y algunas con casas bajas. 

De templos te recomiendo Yagenbori Fudo, está un poco al norte (más bien en la siguiente parada de metro así que lo mejor habría sido bajarse ahí y luego ir volviendo andando, pero bueno). Es bastante pequeñito pero me pareció ligeramente diferente. Y otro punto para ver en Ningyocho sería el Santuario Suitengu (más cerca de la estación de metro Ningyocho y de Amazake Yokocho), de nuevo es bastante pequeño y es reconocido por otorgar embarazos y partos seguros.

Otro templo pequeño pero curioso es el templo de Okannonji y me llamó la atención las casas de los alrededores con aire antiguo.





Leí que por Ningyocho hay muy buenos restaurantes, de esos considerados auténticos japoneses y con todo en japonés, y además a muy buen precio. Una pena por que era muy pronto como para pensar en comer.


2. QUÉ VER EN NIHONBASHI


Nihonbashi es una zona que se encuentra muy cerca de la zona del palacio de Tokio de manera que en el periodo de Edo tenía gran importancia pues se trataba de un barrio de mercaderes.

El río Nihonbashi permite comunicar el Río Sumida (con la bahía de Tokio) y el castillo en era Edo. Por ahí llegaban barcos cargados de mercancías que además luego se repartían por todo el país, así que era una vía fluvial de mucha importancia.

Hoy ya no tiene ese uso, en realidad Nihonbashi se ha convertido en un barrio lleno de oficinas, grandes rascacielos y centros comerciales de muchísimas plantas. 

La avenida principal es Chuo Dori y cuenta con dos de los centros comerciales más importantes de la ciudad, Nihonbashi Mitsukoshi y Nihonbashi Takashimaya. También hay otros cuantos edificios que pertenecen a COREDO (centro comerciales). 



El punto clave para ver en Nihonbashi es precisamente el Puente y el Embarcadero de Nihonbashi (es la foto con la que he iniciado esta entrada). El puente es de 1603 y era el punto clave desde dónde salían las rutas con las mercancías. Era algo así cómo el kilómetro 0 de las vías desde Edo hasta el resto de Japón. Por cierto, el puente que verás es el número 20 que construyen jajaja, así que este es de 1911.

Por ahí puedes dar un paseo, es un poco raro que encima del río esté justo una autopista, pero bueno ya te habrás dado cuenta que en Tokio estas vías a distintos niveles están por muchas zonas. Algo bonito que recuerdo es que había un pequeño parque en el que estaban todos los cerezos en flor. 

Pero toda esa zona del río todavía se puede visitar, incluso había barcas que te hacen un recorrido. En un folleto leí que te podían llevar en barco hasta la Tokyo Skytree (la enorme torre cerca de Asakusa). No tengo más información sobre eso.



Ya sabes que en cada barrio te encontrarás santuarios y templos, más pequeños pero con mucho encanto. El más importante de Nihonbashi y el que te recomiendo visitar es el Santuario Fukutoku, andando desde el puente se tarda unos 15 minutos. Es un santuario dedicado a Inari y da prosperidad en los negocios.


Otro lugar que quizás te pueda interesar es el Banco de Japón y Museo de la Moneda, no tengo claro si se pueden visitar por dentro, no investigué mucho porque no entraba en los planes, pero cómo edificios de la zona no está mal verlos. Están muy cerca de la Tokyo Station y también del puente Nihonbashi.

Si quieres seguir paseando por esta zona puedes ir por la zona de Tokyo Station (hay que ver por dentro la estación aunque no vayas a coger un tren), puedes ir a la zona del palacio y terminar paseando por Ginza. Todo esto daría para un día bien completo. Si quieres leer más sobre Ginza y alrededores aquí te dejo el enlace.


En este octavo día en Tokio (unas 5 horas) recuerdo:

  • Lo primero que recuerdo era la tristeza pues en unas horas había que dejar la ciudad. Y a pesar de estar paseando y viendo lugares nuevos tenía cierta tristeza.
  • Me encantó el reloj de marionetas de Ningyocho.
  • Algunos templos y santuarios pequeños también tuvieron encanto.
  • Quedé colapsada con los edificios tan enormes de Nihonbashi y casi todo son centros comerciales. Muchos de ellos en la planta baja había exposiciones (coches lujosos, decoración de cerezos en flor, vestidos lujosos). Todos tenían muchísimas plantas y evidentemente no había tiempo ni para un pequeño vistazo.
  • La última comida en Japón.

Ya hay publicadas en el blog muchas etapas anteriores, si quieres coger ideas y organizar un viaje de 7 días por Tokio aquí te cuento la distribución de visitas por día.



No hay comentarios:
Escribir comentarios