viernes, 7 de febrero de 2014

Qué ver en Rabat y Salé


Rabat visto desde el cementerio de Salé

Continuamos con nuestro viaje por Marruecos en coche. La entrada de hoy va dedicada a dos ciudades que nos sorprendieron mucho y que no aparecen en la listas de visitas principales en Marruecos, quizás por que son un poco más "modernas". Por un lado os hablaremos de Rabat imprescindible y por otro os contaremos nuestra visita a su vecina Salé, una ciudad más clásica e impresionante. 


Recorrido de un día por Rabat


Ahora le toca el turno a la capital de Marruecos, mezcla de modernidad y tradición. 

Situada en la costa Atlántica, es la segunda ciudad de Marruecos en cuanto número de habitantes se refiere. 

Para desplazarse es necesario utilizar transporte público, se puede tomar taxis a buen precio regateando o actualmente hay una moderna red de tranvía que te lleva a la mayoría de puntos de interés. Aún así dar un paseo también es bastante recomendable para ir recorriendo sus calles (fuera de la medina).

Todo aquel que se encuentre en Rabat deberá visitar la Torre de Hasam y el Mausoleo de Mohammed V. Nuestra visita fue bastante tranquila y pudimos sacar la cámara de fotos (no digo que en otro sitios no se pueda, siempre se puede, pero nada más que te vean con una cámara de fotos es posible que lleves a varias personas detrás para intentar venderte algo).

La Torre iba a ser el gran minarete de la mezquita que se estaba construyendo, el objetivo es que fuera la más importante del mundo islámico.  Estamos hablando del 1195 y cuatro años más tarde las obras quedaron paradas. Veréis que guarda cierto parecido a la Giralda. 
Respecto a la mezquita no quedan más que columnas, pero ayudan a imaginar las dimensiones. 

Aquí también se puede visitar la Tumba del soldado desconocido.

Torre de Hasam
Torre de Hasam y columnas de la antigua mezquita

Respecto al Mausoleo está muy elegantemente decorado. Se puede visitar la kubba (o tumba) dónde se encuentra los sarcófragos de Mohammed V y su hijo Hassan II. Cuando lo visitamos se escuchaban oraciones constantes. Es un lugar interesante. 

Mausoleo de Mohammed V
Mausoleo de Mohammed V

La medina de Rabat es más pequeña que la de Marraquetch y por supuesto que la de Fez y quizás no tiene ese encanto de callejones tan estrechos, pero merece una visita por que realmente puedes encontrar de todo. 

No hay tantos cazaturistas y el regateo y el paseo se hace más agradable. 

La Medina se encuentra rodeada por las murallas de los Almohades (1197) y la de los Andalusíes (1609). Para recorrerla se puede ir por cuatro de sus calles principales de manera que haríamos un cuadrado. En realidad estás son las calles comerciales (calle Suika o rue des Consules). Por este recorrido nos encontraremos con la Gran Mezquita (es la mezquita principal, el equivalente a las catedrales).

Alrededores de la medina de Rabat
Llegando a la medina de Rabat
Medina de Rabat
Por una de las calles principales

Por supuesto hay que visitar la Kasba de los Udaïa, (el nombre es por la tribu que la formó) es un recinto cerrado completamente amuralaldo, es tranquilo y con mucho encanto. 

Aquí por insistencia y "jugar a una especie de escondite", al final tuvimos que ceder a las explicaciones de un chico que nos quería contar todas las curiosidades de "su" Kasba, decía conocer a todos los vecinos que allí vivían. Y bueno, la verdad que nos contó bastantes cosas curiosas y nos enseñó rinconcitos que quizás nos habríamos perdido si no vamos con él. 

Murallas de la Kasba de Rabat
Muralla de la Kasba

En la Kasba se encuentra la mezquita más antigua de Rabat llamada el-Atiqa en la calle Jemaa

Para terminar se puede descansar y tomar un té en el café Maure. A la salida no hay que olvidar pasear por los Jardines Andaluces
 
Una de las cosas que nos preguntábamos ¿porqué el color azul pitufo y blanco para las fachadas y decoración de la Kasba? nuestro amigo nos dijo que son colores en herencia Andaluza, aquí se asentaron los moriscos expulsados y el color azul es para espantar los malos espíritus.

Además veréis la necesidad de pararos ante muchas de las puertas de las casas, son impresionantes! toda la decoración, los colores, son obras muy laboriosas. Sobre muchos picaportes veréis la Mano de Fátima.

Calles azules en Rabat
Los colores azul y blanco de las casas de la Kasba recuerdan a la medina de Asilah
Si queremos alejarnos un poco de la zona de la Medina, nosotros lo que hicimos fue recorrer el Boulevard de Hassan II, la Avenida Mohamed V, fuimos hasta la puerta Bab er-Rouah con la intención de llegar hasta el Palacio Real (que no se puede visitar, solo se ven las murallas), vimos la Mezquita es-Sunna (la de la fotografía), el Banco de Marruecos, y unas cuantas calles más. 

En realidad todo el recorrido lo hicimos andando.

Y otra visita, aunque separada del centro es la Necrópolis de Chellah.

Mezquita Rabat
Mezquita Es-Sunna
Puerta muralla Rabat
Puerta er-Rouah
fuentes parques Rabat
Me gustó el gatito
Edificios por el centro de Rabat
Por las calles del centro



Estuvimos tres noches en Salé, qué visitar



Salé es una ciudad muy cercana a Rabat (a unos 3 km) y esta bastante olvidada por el turismo pues en realidad como monumento histórico tiene más bien poco, pero sin embargo, se respira el ambiente marroquí, más conservador y religioso, que en  muchos otros sitios se va perdiendo

Aquí se puede sentir esa esencia que se busca en el viaje. Nos sentíamos raros por las calles porque éramos diferentes, sobre todo en vestuario. Nos miraban y nosotros a ellos, intentando captar cualquier detalle de su día a día. 

Nos gustó mucho esta ciudad. Nos alojamos aquí en un precioso Riad y de verdad que fue una buenísima elección.

Vistas a Rabat desde la playa en Salé
Vistas de Rabat

Tejados de Salé
Los tejados de Salé
Desde el Riad en Salé
Otra bonita vista de Salé desde el Riad dónde nos alojábamos
Torre Hasam desde Salé
Al fondo la Torre de Hasam

La medina de Salé es bastante grande, de nuevo no hay mapas que valgan para visitarla, así que de nuevo a perderse por las calles. Hay algunas calles que permiten la entrada de los coches pero en general es un laberinto, calles estrechas de las que muchas son un mercadillo gigante donde te encuentras puestos de ropa, de comida, pollos y palomas en sus jaulas, justo al lado un taller de motos todo lleno de grasa, bolsos, cosas para el hogar, plateros, pequeños puestos de comida... 

Pero no es una medina tan cuidada, con tiendas en los portales de las casas con decoración de madera, ni nada como en otras ciudades como Marraketch... son puestos por las calles, muchísimos. No puedes prácticamente andar y de turistas prácticamente nadie. Merece la pena visitarlo. 

Hay una serie de calles más principales que se pueden tomar como orientación. Lo normal es que alguna de ellas te lleve a alguna de las entradas.

Murallas medina Salé
Bordeando la medina de Salé

Medina de Salé
Esta imagen me encantó

Gran mezquita Salé
La gran mezquita

La muralla es totalmente sorprendente, rehabilitada desde hace poco y es perfecta. La iluminación nocturna en contraste con la escasa luz de las calles de la medina crean una sensación única.

Puerta de la muralla Salé
Puerta de la muralla
Puerta medina
Otra entrada más a la medina

Hay una enorme plaza llamada Bab bu Haja y paseos justo en frente de la entrada principal a la medina a la calle Bab el-Jebbaz, que por el día está completamente vacía pero por la noche no encuentras ni un solo banco o escalón disponible.

Todo el mundo, sobre todo mujeres con sus hijos, paseando. Comiendo pipas, mientras las hombres están en los pocos cafés y bares cercanos a las murallas.

Como puntos de interés todo aquel que visite Salé no puede perderse la Gran Mezquita del año 1163. Aquí un señor acoplado nos permitió pasar al patio de la mezquita a cambio de unas monedas, era bonito todo decorado con azulejos azules y blancos. 
El minarete de nuevo recuerda a la Torre de Hasan y a la Giralda.

Minarete Gran mezquita
Minarete de la gran mezquita

También pudimos ver los faroles del morabito de Sidi Abdallah ben Hassun (patrón de Salé) que los sacan en procesión en la víspera del nacimiento de Mahoma (y 'dancing' como nos decía un señor imitándonos los movimientos del baile jeje)

Paseando por la medina de Salé
Por la medina
Faroles de la fiesta del Morabito en Salé
Los faroles del morabito

Y como no, no nos podíamos ir de Salé sin que nos llevaran a alguna tienda, esta vez tocó una panadería!!! que daba un poco de cosa, en la que tuvimos que probar unos panecillos. Luego cuando lo recuerdas realmente te ríes y son esas sensaciones las que recuerdas y las que hacen especial el viaje. 

Pero el punto fuerte de Salé, es su cementerio. Aunque en muchas ciudades se incluyen los cementerios como puntos de interés turístico, no nos suelen parecer generalmente interesantes  y nunca los visitamos (bueno... alguna excepción hay) pero precisamente, el cementerio de Salé es Impresionante! sobre todo por su situación. Las puestas de Sol hacía el Atlántico y al fondo se ve la Kasba de Rabat realmente merece la pena. Y además es enorme.

Cementerio de Salé con vistas al mar
El impresionante cementerio de Salé al lado de la playa y al fondo se ve Rabat
Cementerio
Lo visitamos al atardecer
Desde la muralla el cementerio de Salé
Las vistas desde la muralla

Así que os animamos a parar y visitar tanto Rabat como Salé, pues ninguna de las dos son los principales destinos turísticos en Marruecos y no las encontraréis tan saturadas como Fez o Marraquech. Aunque no tengan el mismo encanto que los dos grandes focos turísticos, merecen la pena visitarlas precisamente por eso.

Y si queréis conocer otras ciudades de Marruecos aquí os dejamos los enlaces a las entradas que de momento están escritas en el blog:

Visitando Casablanca y Meknez

La sorprendente ciudad de Fez


Conociendo el bonito pueblo de Asilah


¿Cómo llegar desde España a Marruecos en coche?




Publicar un comentario

Bienvenidos a Preparar Maletas, blog de viajes


¡Hola! si has llegado aquí seguro que te gusta viajar o estás preparando un viaje y quieres buscar ideas :-)
Aquí te contamos las rutas por el Mundo que hacemos por libre. El objetivo es ayudarte y darte todas las ideas y consejos necesarios para la organización de tu viaje. Por supuesto, cualquier duda estamos encantados de ayudarte y ahora toca ...
¡Preparar Maletas!

Síguenos en:

            

Rutas por España, provincias y alrededores

Viajes por el Mundo

Dublín es una ciudad perfecta para una escapada ¡No te la pierdas!

Si estás preparando un viaje por Europa, te proponemos : Siena

¿Tienes planes para el finde? ¿Qué tal una ruta por pueblos de Burgos?

El norte de España siempre es un acierto ¿te apetece Cantabria?