lunes, 17 de marzo de 2014

Qué ver en Salzburgo en 1 día


Qué ver en Salzburgo en 1 día

La ciudad de la que os queremos hablar hoy es una de cuento, destacan sus colores claros en las fachadas en contraste con los tejados negros y las iglesias con ese verde tan característico de la zona. Es una ciudad rodeada de naturaleza, el río Salzach y con los enormes Alpes al fondo. Preparad maletas y acompañadnos a descubrir Salzburgo (os contamos que ver y hacer en un día en la ciudad).

Salzburgo es la cuarta ciudad con más población de Austria y a pesar de contar con un casco histórico considerado Patrimonio de la Humanidad muchas veces se queda fuera de las principales rutas turísticas. No queremos decir con esto que Salzburgo no sea turística, por supuesto que sí, pero los itinerarios de esta zona de Europa suelen centrarse en "Las ciudades imperiales" es decir, un recorrido por Viena, Budapest o Praga. Incluso Múnich.

Llevábamos una lista enorme de sitios que nos gustaría visitar en los 8 días que estuvimos por la zona, pero realmente fue imposible ver todo jeje, así que habrá que volver. Desde luego es un lugar que enamora, donde a cada paso quieres hacer fotos y más fotos. Toda esta zona tiene muchísimos lugares de interés, tanto pequeños pueblos cómo parajes naturales impresionantes ¿qué podríamos decir de los Alpes? sin palabras.


¿Cómo podemos llegar a Salzburgo?


Salzburgo se encuentra en la frontera con Alemania a unos 150 km de Munich y 300 km de Viena. 

La ciudad cuenta con Aeropuerto y está situado muy cerca del centro por lo que los trayectos son cómodos. Se puede utilizar tanto bus cómo tren. El tren por ejemplo tarda unos 15 min en dejarte en la estación central "Hauptbahnhof". 

Nosotros esta vez no utilizaríamos avión para llegar sino que desde Munich tomamos un tren directo y en aproximadamente 1h 40min nos encontrábamos en la estación central de Salzburgo (Hbf).


Un día en Salzburgo visitas típicas


Cómo decíamos antes todo el casco histórico de Salzburgo fue declarado en 1996 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y no es de extrañar, cuando paseas por sus calles no puedes pensar nada más que es una ciudad coqueta, elegante y muy cuidada.


¿Qué ver en Salzburgo?


Su calle principal Geitredegasse es la más comercial, destacan los carteles de los comercios, elegante hasta el McDonald!

Geitredegasse, la calle principal de Salzburgo

detalles de los carteles de las tiendas en salzburgo

La idea es hacerse con un mapa e ir recorriendo las plazas y las callejuelas de toda esta zona -pedirlo en la oficina de turismo, en la estación central había una-. Nosotros en esta ocasión no llevábamos un itinerario marcado pues cuando estábamos organizando el viaje vimos que la mejor opción para Salzburgo era simplemente ir paseando. Su centro es pequeño y permite ir tranquilamente metiéndose por callejones, viendo tiendas y disfrutando del ambiente. 

Es cierto que el día soleado que nos hizo fuera un punto muy a favor sobre todo para que la ciudad nos dejara tan impresionados. Recuerdo el café que nos tomamos en una terracita al Sol mmmm de lujo, eso sí, carísimo jajaja.

calles salzburgo

calles y pasajes en Salzburgo

Pero a parte de pasear no está mal llevar también una serie de puntos importantes localizados en el mapa para pasar por ahí durante la ruta por el centro histórico de Salzburgo.

Si hablamos de plazas la MozatPlazt y Hanusch Plazt son dos lugares que no hay que perderse. 

mercado en Salzburgo

La Residenzplatz con la famosa fuente de caballos y la Torre del Carillón es otra plaza más a incluir en la lista.

Por supuesto Kapitelplatz, donde se encuentra la Catedral (entrada gratuita), seria uno de los puntos más importantes para ver en Salzburgo. Esta última nos gustó especialmente por que había un ajedrez gigante y una escultura de un hombre subido a una bola de oro - curiosa cuanto menos -. 

ajedrez gigante

plaza de la catedral

castillo

Uno de los edificios que más destaca en Salzburgo, ya que lo veremos desde casi cualquier punto de la ciudad, es la fortaleza de Hohensalzburg de 1077. Se dice que es la fortaleza más grande y mejor conservada de Europa, desde luego su situación destaca muchísimo.

La fortaleza de Salzburgo se puede visitar gracias a un funicular o andando según las fuerzas de cada uno. Nuestra visita era en invierno (o bueno el invierno en término horarios de atracciones) así que el teleférico solamente estaba activo por la mañana, algo así como de 10:00 a 14:00. En verano amplían mucho más ese horario.

Nosotros por dentro no lo visitamos pero las vistas de la ciudad ya merecen la pena el esfuerzo (el precio para la visita del interior de la fortaleza son unos 6 euros).

Muy cerca se encuentra el cementerio de San Pedro, no es que seamos mucho de cementerios, pero este realmente nos pareció especial, es muy posible que os guste. Este cementerio es de los más antiguos del Mundo y también se pueden visitar unas catacumbas (aunque no eran gran cosa). El precio de la entrada era 1 euro para adultos. 

Por esta zona también podéis visitar un molino de agua de madera.

molino de madera

Pero, ¿que más a parte de sus calles y sus plazas hace especial a Salzburgo? pues hay dos temáticas que van unidas totalmente a Salzburgo y que sobre todo tratan de explotar a nivel turístico. Por un lado la figura de Mozart y por otro una ruta por los lugares en los que se rodó la famosa película de Sonrisas y Lágrimas.

Pues por supuesto, ser la ciudad natal de Mozart se nota en el ambiente. 

Hablar de Salzburgo es hablar de Mozart.

A parte de poder visitar la casa natal de Mozart (nº9 Getreidegasse, precio 9 euros Casa de Mozart y Casa Natal de Mozart) con algunos de los instrumentos que utilizó, muebles, objetos, pinturas y demás pertenencias, nos sorprendió lo ligada que muestran a Salzburgo en torno a la música. 

Se respira música por las calles y es fácil encontrase con algún concierto o músicos callejeros. El Festival de Salzburgo figura entre los festivales de música clásica más prestigiosos del mundo y ha contribuido notablemente a que la ciudad se conozca en todo el mundo. 

La calle Hofstallgasse es la calle de los festivales. En ella podemos encontrar el Museo de Arte Moderno (con un bonito mirador) o el Humbolt Terrace en Mönchsberg para tener unas bonitas vistas de la ciudad.

tiendas de dulces

museo de mozart

Y la otra temática que hace especial a Salzburgo es su relación con la película Sonrisas y Lágrimas (o The Sound of Music)Muchas escenas se rodaron en la ciudad y en los alrededores. 

¿Cuántas veces habré podido ver esta película en VHS? ufff... ni se sabe... 

Así que uno de estos lugares de película que hay que visitar sí o sí durante tu ruta por el centro de Salzburgo son los Jardines de Mirabell, son impresionantes, muy bonitos y para los que conocéis la película junto a la Fuente de Pegaso los niños y María cantan la famosa canción "Do Re Mi".

vaquitas pintadas

Tanto el Palacio de Mirabell cómo los jardines están incluidos dentro del conjunto Patrimonio de la Humanidad que engloba todo el centro de la ciudad. El palacio fue construido en 1606 siguiendo la moda italiana, aunque después de esa fecha ha ido teniendo numerosas modificaciones. El acceso es gratuito y se puede visitar tanto el jardín cómo la Sala de Mármol dentro del palacio. Esta sala fue antiguamente un salón de baile, eso sí, se puede visitar siempre y cuando no tenga algún evento pues el resto de palacio tiene uso gubernamental, principalmente son instalaciones para el ayuntamiento.

La imagen más bonita de Salzburgo

No te puedes ir de Salzburgo sin dar un paseo siguiendo la rivera del río. Es una de las estampas más bonitas que encontrarás de la ciudad - junto con las vistas desde la Fortaleza - desde el río y cruzando los puentes, especialmente Staatsbrücke y Makartsteg, podrás hacer unas fotos chulísimas. Además en primavera-verano se puede dar un paseo en barco y nada más que sube un poco la temperatura verás a la gente tomando el Sol tipo playa (en bikini y todo).

por el río de salzburgo

paseo por el río

tomando el sol

Muy cerca de Salzburgo se encuentra el palacio de Hellbrunn, se puede llegar en el bus 25 desde Griesgasse hasta Schloss Hellbrunn. 

El Palacio de Hellbrunn es famoso por los juegos de agua. Son visitas guiadas en grupos según el orden de llegada y os hacen un recorrido por las fuentes (el precio son unos 9 euros). Una actividad ideal si la visita coincide en verano y con un día en el que no importe mojarse un poco.




Por último comentar, que al igual que en grandes ciudades, Salzburgo tiene una especie de abono para visitar la ciudad, es la Salzburg Card. Os saldrá rentable en función de las cosas que queráis visitar por dentro. Será aproximadamente 25 euros por 24 horas, se puede sacar también para 2 días o 3 días. Nosotros no la compramos pues no nos salía del todo bien, como digo dependerá de el número de visitas o actividades que se quiera hacer.


¿Verdad que con todo esto os apetece desconectar y conocer Salzburgo? pues no lo dudéis y a preparar maletas!

¿Quieres seguir conociendo esta zona de Europa?

Pues muy cerca - a un trayecto en tren - se encuentra Múnich. Nosotros estábamos alojados ahí y fuimos de excursión ida/vuelta a Salzburgo. Tenemos un diario con las visitas imprescindibles para conocer Múnich.

Para seguir conociendo Austria hay que pasar por su capital, aquí os dejamos los imprescindibles de Viena.



Publicar un comentario

Si quieres estar enterado de todo: nuevos viajes, nuevas publicaciones...

Si quieres ver fotos bonitas y tomar ideas para futuros viajes...

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de viajeros

Síguenos en redes sociales: