miércoles, 12 de octubre de 2016

Islandia Día 4: Fiordos del Este




Hoy te muestro los puntos más importantes y el mejor recorrido para visitar los bonitos Fiordos del Este de Islandia. Todo el trayecto es por carreteras con curvas, cambios de rasante, montañas impresionantes a un lado, al otro el mar y los bonitos fiordos islandeses. Un paisaje precioso con pequeños pueblos, escaso número de turistas y muchas ovejas. ¿Quieres conocer más sobre este cuarto día en Islandia?

El cuarto día de ruta por Islandia comienza en Höfn, ciudad pesquera a la que apenas dedicamos tiempo, aunque los pueblos y ciudades de Islandia tampoco es que ofrezcan mucho, es un país de naturaleza. Además, la idea es comenzar cuanto antes la ruta por los Fiordos del Este.

El día anterior recorriendo el Parque Natural de Vatnajöjull había puesto el listón muy alto, así que para variar salgo con mucho subidón.

Nada más salir de Höfn el paisaje es impresionante - ¿cuántas veces diré esa frase a lo largo de estas entradas? pero es que es verdad, el paisaje de Islandia es increíble!! - pues nada más salir de ruta ya es imposible no parar, que si miradores muy bonitos, que si una silla en lo alto de una roca ahí cómo si nada, montañas enteras de piedra!!! que por supuesto también paramos para escalarlas ¡Una pasada!.

Rumbo a los fiordos, nada más salir de Höfn
Montañas enteras de piedras (tuvimos que parar a escalarlas ^-^)
Impresionante y estábamos solos´
El recorrido del día sería desde Höfn hasta Egilsstaðir tal y cómo te muestro en el siguiente mapa. La idea era hacerlo sin prisa, parando a descansar y pasando por los siguientes puntos:
  1. Djúpivogur 
  2. Berufjörður (fiordo)
  3. Breiðdalsvík
  4. Stöðvarfjörður (fiordo)
  5. Fáskrúðsfjörður (fiordo)
  6. Reyðarfjörður (fiordo)
  7. Eskifjörður (fiordo)
  8. Egilsstaðir


Tipo de paisaje que nos acompañará durante gran parte de la ruta
Las laderas de estas montañas son todo de piedras pequeñas
Estamos llegando a los Fiordos del Este de Islandia
Así que con tanta parada sin planificar llegamos un poquito más tarde de lo esperado al pueblo que marca la entrada a los fiordos, Djúpivogur.

Djúpivogur es un pueblo muy pequeño, 20 casas por ahí desperdigadas muy bonitas y con mucho verde. Lo mejor del pueblo es el entorno al estar rodeado de agua y montañas. La idea es parar y ver el puerto, hay una tienda de souvenirs y algunas casas de madera muy interesantes. También se puede ir a dar un vistazo por la avenida de los huevos, Eggin í Gleðivík, se trata de una exposición a lo largo de un paseo marítimo con un huevo por cada especie de ave que se encuentran en la zona.


El puerto de Djúpivogur

Con ese descanso toca volver a la carretera 1 para comenzar con el primer Fiordo del Este de Islandia, se llama Berufjörður. 

Mi primer fiordo y con unas vistas increíbles. 

El tiempo es soleado y cielo azul por el mar, pero sin embargo en las montañas hay unas nubes o nieblas acumuladas en las cimas. Por las laderas de las montañas caen numerosas cascadas - son como pequeños hilos de agua - y la carretera serpenteante con montañas a un lado y el fiordo al otro.

Menudo trazado de la carretera

Antes de ir a Islandia no tenía muy claro que era un fiordo, al final viajando se aprende mucho jajaja. Los fiordos son una estrecha entrada del mar en un entorno excavado formando un valle y suelen tener forma de U o V. Al ser dentro de un valle los alrededores tendrán altas montañas. Lo mejor de los fiordos de Islandia es que al carecer de vegetación - no hay árboles - se puede ver perfectamente toda la estructura del fiordo.


Vistas de los fiordos

Hay mucha gente que no está interesada en dar la vuelta por los fiordos, o bien porque ya han visto fiordos en otros países, o por temas de agenda, porque la verdad Islandia ofrece muchísimo y hay que elegir, o quizás también por pereza a este tipo de carreteras, por que no te voy a negar que son muy cansadas. 

Justo cuando se llega al borde de este primer fiordo sale el camino 939 que sube un puerto de montaña para acortar el trayecto por la 1, se le conoce con el nombre de El paso de Öxi. He leído que mucha gente toma esta opción, tiene buenas vistas y se evita bordear los fiordos, pero avisan que si el clima no es muy bueno mejor no hacerlo pues es un trayecto de tierra y al ser un puerto de montaña si hay malas condiciones (nieve, lluvia, niebla) y encima en coche (si es 4x4 se iría mejor) puede ser difícil. Con buen tiempo dicen que sin problema.

La idea era continuar por la 1 y seguir por los fiordos, así que ahora tocaba poner dirección al pueblecito de Breiðdalsvík. 

Por este tramo la Ring Road está sin asfaltar - ya lo había leído en otros blogs pero no sabía que sería aquí - Así que bueno, tocó un trozo de grava dónde incluso nos lo pasamos bien.


La carretera 1 (ring road) se convierte en grava
Breiðdalsvík vuelve a ser otro de estos pueblos enanos. 

Había un congreso de "algo" y había hasta gente! jajaja paramos para dar un paseo por el puerto y estirar un poco las piernas. La verdad lo tienen muy bonito y se siente un silencio abrumador. Se visita bastante rápido pero merece la pena.


Los pueblos de Breiðdalsvík y Stödvafjördur
Todo el paisaje, sobre todo las montañas, en este recorrido por los fiordos es cómo sacado de otro mundo. Las montañas de piedra son escalonadas y llenas de musgo verde recuerdan a fotos que ves de países asiáticos.. quizás Tailandia, pero desde luego parece que no estás en Islandia. Todo eso mezclado con pequeñas cascadas, unas tras otras a un lado del coche y al otro lado el precipicio, pues no queda otra que ir haciendo fotos sin parar.


Picos de las montañas que te hacen pensar que no estás en Islandia
Llegados a este punto tocaba decidir, seguir por la carretera 1 que nos llevaría dirección a Egilsstaðir, o seguir bordeando por los fiordos. Elegimos esta segundo opción y por tanto tomamos la carretera 96 dirección Stöðvarfjörður.

Ahora toca hacer un pequeño inciso. 

Ya he dicho muchas veces a lo largo de estas entradas que Islandia está plagada de ovejas. Pues bien, hay que tener mucho cuidado por la zona de los fiordos porque te las puedes encontrar en cualquier lado, principalmente cruzando la carretera y tan tranquilas ellas... y así, conocimos a nuestra amiga la oveja autoestopista y sus amigas jajaja. La oveja líder se quedó delante del coche y ni pitando, gritando por la ventana se movía... incluso el problema fue abrir la ventana, que sin darme cuenta tenía otras 4 o 5 ovejas al lado, seguramente querían venirse!! La cosa es, que a pesar de no haber casi coches por estas carreteras montamos atasco!!! jajaja. Mira la foto, ahí estaba la foto y no había manera de cruzar el coche por ningún sitio, y al lado del coche pues había otras cuantas ovejas más!!


Nuestra amiguita, la oveja autoestopista

La carretera 96 está bien asfaltada pero se nota diferencia con la carretera 1. Ahora es un poco más estrecha, curvas sin visibilidad, cambios de rasante de montaña rusa y me fijo que a esta zona de Islandia no han llegado los quitamiedos jajaja. Qué barbaridad!!! unos precipicios y unas curvas y sin unos tristes palotes!!

Nuestra velocidad se redujo a unos 50-60 km/h. Aún así repito que la carretera está en buen estado sólo que hay que ir más despacio. 

De nuevo los paisajes hace que merezca mucho la pena. En este tramo se va bordeando el fiordo Stöðvarfjörður.

Parada en el pueblecito de rigor, Stöðvarfjörður.
No hay prácticamente nada, una iglesia azul muy bonita y poco más... bueno sí, un museo de minerales - de la señora Petra - que no me pareció muy interesante. 

Y de nuevo por la 96 para el siguiente fiordo Fáskrúðsfjörður. 

Creo que este tramo de carretera es todavía peor a nivel de visibilidad, por suerte hace buen tiempo y no hay nadie en la carretera. 

En este tramo de los fiordos no hay prácticamente nadie, es aquí cuando sientes cierta soledad de la que hablan los que han viajado a Islandia. Y como mi cabeza no para de pensar, ahí estoy yo, pensando que cómo pinchemos una rueda o cualquier historia a ver el tiempo que tenemos que esperar ahí hasta que llegue alguien y nos ayude jajaja. 

Recorriendo el valle del fiordo Fáskrúðsfjörður

Ladras con hilos de cascadas nos acompañan en toda la ruta

Llegamos a Fáskrúðsfjörður, de nuevo un pueblo en el fiordo pero este pueblo más grande. Aquí hay más población, aunque de nuevo no es que destaque el pueblo por su belleza, es más el paisaje que lo rodea. Visitamos el puerto y continuamos nuestro camino.

De nuevo en la 96 dirección Reyðarfjörður, ahora es un tramo de carretera de interior. En cierto modo se agradece. En este trozo se atraviesa un mega túnel de 6 km recto y de doble sentido. La verdad una pasada y en nada de tiempo se cruza al otro fiordo. Al llegar pilla de bajada y las vistas son preciosas. 


Cruzando el túnel de Reyðarfjörður
Reyðarfjörður es la siguiente parada, un pueblo grande comparado con los que hemos visto, aunque la verdad sin mucho que destacar. Es del mismo estilo a todos los visitados.


Montaña, niebla y montaña
Desde aquí hicimos un pequeño trozo por la carretera 92 dirección Eskifjörður pues había leído que es un fiordo muy bonito y quería verlo. La verdad, más de lo mismo, así que terminamos dando la vuelta y tomando la 92 ya dirección a Egilsstaðir.

La carretera 92 estaba en bastante buen estado, parecía nueva. Además nos cruzamos con unos cuantos camiones que iban de Egilsstaðir a Reyðarfjörður. El paisaje que atravesamos de nuevo montañoso, con cascadas de vez en cuando y campos verdes.


La carretera 92
Llegamos a Egilsstaðir con el tiempo justo para hacer la compra en los supermercados, cierran en 18:30 y 19:00. Una vez comprado dimos una vuelta por el pueblo, el más grande hasta el momento pero la verdad no parecía nada atractivo, cómo mucho la zona del lago

Y aquí viene una decisión tomada por el cansancio y pereza: Tenía planeado visitar Seyðisfjörður por la 93 (pueblo y fiordo), que no se encuentra a mucha distancia desde Egilsstaðir pero después del cansancio de tanta carretera por los fiordos la pereza ganó. 

Quizás fue un error dado que todo el mundo dice que es de los pueblos más bonitos de Islandia, aunque sinceramente con poco que tenga el pueblo ganaría de sobra ya que los pueblos no tienen demasiados atractivos. Estábamos decidiendo si ir o no, y google maps nos decía que sería 30 min de trayecto, conociéndonos en 15 min habríamos visto el pueblo y volver de nuevo por el mismo camino, nos entró una pereza enorme y lo descartamos. 

Pero desde aquí te recomiendo que lo tengas marcado en el itinerario y si te ves con ganas lo visites, pues a parte de ser un bonito pueblo, la carretera 93 sube un puerto de montaña y sin lugar a dudas tendrá unas vistas y un paisaje increíble. Las montañas que se veían desde lejos tenían nieve en la cima.

El alojamiento esta noche en Egilsstaðir era en una cabaña, la primera cabaña de Islandia en la que nos alojamos. Resultó ser muy acogedora, muy limpia y tenía de todo. Toca descansar pues al día siguiente es uno de los grandes del viaje, pero eso tocará en otra entrada.


SI QUIERES LEER OTRA ETAPA DEL VIAJE POR ISLANDIA AQUÍ TIENES TODA LA RUTA:


Día 1 : Círculo Dorado y dormir en Selfoss

Día 2 : Recorrido desde Selfoss hasta Vik pero retrocedimos para dormir en Skógafoss

Día 4 : Recorrimos los fiordos del Este y dormir en una bonita cabaña en Egilsstadir

Día 8 : Reikiavik

Día 9 : Vuelta a casa



No hay comentarios:
Escribir comentarios